EL CEREBRO RECHAZA LA INJUSTICIA

EL CEREBRO RECHAZA LA INJUSTICIA

La justicia, considerada una de las cuatro virtudes cardinales, consiste básicamente en procurar dar a cada individuo lo que le corresponde o pertenece. Y su ausencia no pasa inadvertida ni para nuestra mente ni para nuestro cuerpo.

19 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

De acuerdo con un estudio del Instituto Karolinska y la Escuela de Ciencias Económicas de Estocolmo (Suecia), las reacciones humanas ante las situaciones injustas se producen automáticamente debido a un aumento de la actividad de la amígdala cerebral. Según los investigadores, cuando alguien se niega a compartir algo con otro, en el cerebro de este último individuo se activan mecanismos que le provocan una reacción automática, relacionada con lo que considera justo o injusto. Los hombres, aseguran, experimentan un mayor nivel de agresividad que las mujeres ante este tipo de circunstancias. Los autores estudiaron a 35 personas mientras tomaban parte en un juego económico, en el que un jugador sugiere a otro cómo debe repartir una suma de dinero, mientras que el otro puede aceptar la sugerencia y tomar el dinero o rechazarlo, en cuyo caso ninguno de los dos participantes recibe dinero. "Si hay que compartir 100 pesos y se sugiere que sean 50 pesos para cada uno, todos aceptan porque se ve como justo, pero si se sugiere que uno se quede con 20 y el otro con 80, esto se ve como injusto. En cerca de la mitad de los casos, el jugador que recibiría la porción más pequeña rechaza la sugerencia, aunque pierda esos 20", explicó Katarina Gospic, responsable de la investigación. Durante el proceso, la actividad cerebral de los participantes fue analizada de forma simultánea utilizando imágenes de resonancia magnética funcional, una técnica que permite visualizar la microelectricidad del cerebro en funcionamiento. Gracias a eso se comprobó que cuando un jugador hacía sugerencias injustas, a menudo era castigado por su contrincante; esta reacción se veía reflejada en una región del cerebro llamada amígdala. De acuerdo con Gospic, experta en neurociencias cognitivas del Karolinska, "a los participantes se les administró un tranquilizante para combatir la ansiedad o bien un placebo mientras jugaban". Se encontró que aquellos que tomaban la benzodiazepina mostraban una menor activación de la amígdala, un área cerebral que regula los sentimientos de ira y de miedo, así como una mayor tendencia a aceptar una distribución injusta del dinero. En el grupo control, que tomó sólo placebo, la tendencia a reaccionar de forma agresiva y a castigar al jugador que había sugerido la distribución injusta del dinero estaba directamente relacionada con una elevación de la actividad en la amígdala.

- El corazón también sufre Según una investigación británica, la sensación persistente de recibir un trato injusto en el trabajo o en el hogar puede afectar al corazón, aumentando el riesgo de sufrir un ataque cardiaco. Los expertos del Colegio Universitario de Londres analizaron las respuestas de miles de funcionarios públicos londinenses, a quienes se pidió respondieran a la afirmación "con frecuencia tengo la sensación de que me tratan de manera injusta", puntuándola en una escala de 1 a 6, en la que 1 equivale a "totalmente en desacuerdo" y 6 a "totalmente de acuerdo". Para esta investigación, las puntuaciones de 1 o 2 se consideraron 'bajas', las de 3 o 4 'moderadas', y las de 5 o 6 'altas'. Durante 11 años se efectuó un seguimiento de la salud de los funcionarios, comprobando que 64 de las 966 personas con puntuación 'baja' tuvieron un ataque cardiaco o experimentaron angina de pecho, en comparación con 98 de los 1.368 trabajadores con puntuación 'moderada' y 51 de los 567 individuos con una puntuación 'alta'. El estudio concluyó que aquellos que experimentaron las sensaciones más fuertes de ser tratados de forma injusta tenían un 55 por ciento más probabilidades de sufrir problemas cardiacos graves que aquellos de la categoría 'moderada' y el doble de riesgo cardiovascular que los de la categoría 'baja'

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.