Que un apagón no le haga perder todos sus datos

Que un apagón no le haga perder todos sus datos

Cualquier sector que involucre la atención de clientes debe proteger sus equipos, servicios y hasta a su personal, de la ausencia o interrupción en el suministro de energía.

16 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

Esto se hace más urgente en sectores como el bancario, prestadores o proveedores de servicios de telecomunicaciones, procesos industriales y de manufactura que no pueden ser interrumpidos, así como en hospitales, aeropuertos y en general en el cuarto o centro de cómputo de pequeñas, medianas y grandes empresas.

"La base que soporta la operación del negocio es, precisamente, el centro de cómputo que contienen los equipos informáticos, sobre los cuales corren las aplicaciones y procesos que requieren los usuarios para poder realizar su trabajo", explica Juan Carlos Londoño, Ingeniero de Sistemas de APC by Schneider Electric. Actualmente, existen opciones inteligentes y modernas que permiten esa continuidad en su trabajo y se conocen como sistemas de respaldo y protección de energía eléctrica o sistemas de fuerza ininterrumpible (UPS, por sus siglas en inglés: Uninterrumptible power supply) o sistemas de alimentación ininterrumpible (SAI) o sistemas de fuerza ininterrumpible (SFI), entre otros.

Falta más conciencia Por no tener esta cultura de protección o de prevención, muchas empresas y hogares pierden millones de dólares ante un cambio energético inusitado. "Un UPS es un seguro ante la muerte lenta de equipos por los altibajos de la energía eléctrica, que se van estresando y desgastando con el tiempo. Son Sistemas que protegen las inversiones realizadas por parte de las empresas y el hogar", explica Enrique Chávez, director de ventas para México, Centroamérica, El Caribe y la región Andina de la División de Calidad de Energía de Eaton Corporation. Cómo funciona "La UPS está conectada a la energía eléctrica común, y típicamente almacena esta energía en baterías internas. Ante la interrupción del suministro eléctrico, automáticamente toma lo almacenado para proveerlo a los equipos eléctricos y electrónicos, permitiendo la continuidad en su operación y evitando la interrupción de los mismos", señala Londoño. En su concepto, estas herramientas "también mejoran la calidad de la energía eléctrica que usamos, al regular los niveles de voltaje, filtrar los transitorios de voltaje y eliminar los cortes eléctricos de corta duración. Las baterías de las UPS permiten proveer respaldo de energía desde unos 5 minutos hasta algunas horas, dependiendo del modelo y capacidad".

Nuevas tecnologías Las tecnologías sobre las cuales son diseñadas e implementadas hoy son más eficientes, ocupan menos espacio, son más prácticas, robustas, fáciles de usar y más amigables con el medio ambiente. "Hay que aclarar que este tipo de soluciones no son un reemplazo de las plantas eléctricas, sino que la planta complementa la solución, al generar energía eléctrica (a partir de motores generadores que funcionan comúnmente con combustible), aunque la energía generada no tiene la regulación, filtrado y calidad de energía que los equipos de aplicaciones de misión críticas requieren. Por ello, es necesario contar con un sistema de respaldo de protección eléctrica, como la UPS, que sí es capaz de mejorar estos elementos y proveer la calidad de energía adecuada".

Por su parte, Chávez explica que "la evolución de los equipos de protección ha tenido un gran avance en los últimos años. Son desarrollos tecnológicos que permiten reducir el consumo de energía eléctrica y, lo mejor, contribuyen a la disminución de las emisiones de CO2 y el efecto invernadero".

- Los peligros Los cambios de voltaje, las caídas y subidas de tensión eléctrica y la interrupción o corte de electricidad pueden afectar sus equipos y datos si no cuenta con una solución de protección (supresor de picos o UPS). Las caídas o subidas de voltaje, por ejemplo, pueden causar que los equipos se apaguen o las fuentes de poder de estos se dañen, o causen errores en los datos, parpadeo de las luces, degradación de los contactos eléctricos y daño a semiconductores en equipos electrónicos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.