A RECUPERAR MARGEN IZQUIERDA DEL SINÚ

A RECUPERAR MARGEN IZQUIERDA DEL SINÚ

Una de las metas que se impuso desde el comienzo de su administración Jorge Manzur fue de la de interesar al Gobierno Nacional para que se le prestara la debida atención a la amplia franja de terreno apto para la ganadería y la agricultura, y que está comprendida en los municipios de Montería, San Pelayo y Lorica.

25 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Manzur fue el primer gobernador de Córdoba elegido por voto popular, y no pudo sacar adelante su propósito por los problemas que se le presentaron y que lo obligaron a dejar el cargo.

Ya el senador Julio Manzur había hecho aprobar en el Congreso de la República una ley por medio de la cual se destinaban 75 mil millones de pesos para atender las urgentes necesidades de esta región, que es una de las que más sufre inundaciones en los meses de invierno.

Sólo ahora, y gracias a los trabajos que viene adelantando el Instituto Nacional de Adecuación de Tierras (Inat), esta vieja aspiración de los cordobeses, que ven en la margen izquierda la redención agropecuaria de este departamento, se va a convertir en una feliz realidad.

Hablando para TIEMPO CARIBE, el director de la regional del Inat, Carlos Ospino Burgos, manifestó, que en estos momentos funcionarios del Inat están concertando con los potenciales usuarios de la margen izquierda del río Sinú todo lo atinente al proyecto de adecuación de tierras en una extensa zona de más de veinte mil hectáreas ubicadas en jurisdicción de los municipios de Montería, San Pelayo y Lorica.

Se están realizando reuniones de concertación para dar a conocer las ventajas y beneficios de incentivos y subsidios que se derivarán del proyecto, destacándose los componentes de desarrollo agropecuario, social, ingeniería, manejo de cuencas y el impacto ambiental.

Los subsidios sólo beneficiarán a los pequeños propietarios, que para este proyecto serán de un 50 por ciento. Conforme a la ley 41 de 1993, sólo quedarán cobijados aquellos propietarios que tengan dentro del área del proyecto una extensión que no supere el tamaño de una unidad agrícola familiar.

Estos subsidios podrán ser complementados con aportes de otros organismos públicos o privados en cuantía no menor del 5 por ciento, ni mayor al 20 por ciento del costo, en cuyo caso el subsidio se incrementará en dicho porcentaje.

Los mecanismos Indicó Ospino Burgos que el Consejo Superior de Adecuación de Tierras (Consuat), organismo consultivo y coordinador del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, definió los mecanismos de los incentivos teniendo en cuenta el tamaño de los predios.

Los costos de las obras principales de beneficio general, como vías y puentes, serán asumidos totalmente por el Estado, mientras que las obras principales de beneficio exclusivo de los usuarios, como presas, canales y obras secundarias, tendrán un incentivo del 70 por ciento.

Se dará también un incentivo del 30 por ciento a las obras prediales, para promover su ejecución y poder garantizar el beneficio de adecuación de las tierras.

Dijo el funcionario, que para recuperar la inversión, cada inmueble dentro del área de distrito deberá responder por una cuota parte de las inversiones realizadas, en proporción a los beneficios recibidos, cuyos componentes básicos se dividen teniendo en cuenta su origen en obras de riego, drenaje o protección contra inundaciones.

Las obras de adecuación de tierras en la margen izquierda del río Sinú estarán condicionadas a la aceptación de su conveniencia y necesidad de como mínimo, la mayoría absoluta de los potenciales beneficiarios que representan no menos del 50 por ciento del área del distrito.

Para la ejecución de las obras se necesitará de la autorización del Consuat y la firma de las actas de compromiso en las que los beneficiarios y la asociación se comprometen a pagar las sumas que les corresponda por concepto de la inversión Trámite de proyectos Para que un proyecto de recuperación de zonas cultivables llegue a ser realidad se necesita la autorización del Consejo Superior de Adecuación de Tierras (Consuat); y las actas de compromiso firmadas por los beneficiarios en los que se comprometen a pagar lo que les corresponda invertir.

Concluidos los estudios preliminares de factibilidad --etapa que se adelanta no sólo en la margen izquierda del Sinú cordobés sino en varias otras zonas de la Costa-- el Inat someterá a consideración de la Asociación de Usuarios el valor preliminar de la inversión, y este, a su vez, lo comunicará a su comité técnico, que será el responsable de revisar los estudios y presentar su concepto.

A través del estudio de factibilidad, se establece la conveniencia técnica, económica, ambiental y social para la realización del proyecto.

Aceptado el estudio y aprobado por el Consuat se dispondrán los recursos existentes en el Fondo Nacional de Adecuación de Tierras (Fonat) para contratar los diseños y finalmente la construcción del proyecto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.