UN 22 OSCURO EN EE.UU.

UN 22 OSCURO EN EE.UU.

Hay cosas que parecen vedadas para el boxeo profesional colombiano en lo que tiene que ver con peleas mundialistas: como la fecha del 22 de abril y la ciudad de Las Vegas.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En un día como ese, por ejemplo, Rodrígo Valdés cedió su segundo cinturón mediano unificado a expensas del mediocre argentino Hugo Pastor Corro en 1978, en San Remo (Italia). Y hace seis años, en Atlantic City, Rafael Pineda dio la espalda cuando llenaba la vacante welter de la AMB con el estadounidense Mark Breland.

En la ciudad del juego, se quedaron en el pasado los cinturones gallo (CMB) de Miguel Happy Lora --derrotado el 28 de octubre del 88 por el mexicano Raúl Jíbaro Pérez-- y el welter junior (FIB) de Rafael Pineda --vencido el 18 de julio de 1992 por el estadounidense Pernell Whitaker. Además, cayeron, en calidad de retadores, peleadores de la talla de Rubén Cobra Valdés, Baby Rojas, Eder González, Kermin Guardia...

El sábado 22 de abril, un día especial para el boxeo colombiano, en particular para el barranquillero, resultó desastroso. Un aspirante, Moisés Pedroza, fue noqueado en Atlantic City y un campeón, Francisco Tejedor, cedió su corona en Las Vegas.

A Pedroza la inactividad de 19 meses le perjudicó. Jamás encontró, como él mismo confesó ayer a su llegada a Barranquilla, a Ed Hopson, quien se alzó con la vacante faja ligero junior mundial de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), al ganar en el séptimo asalto por toda la cuenta.

Previamente, en el sexto, Pedroza visitó la lona. Fue la primera derrota en 15 actuaciones del colombiano. Hopson sucede en el trono al puertorriqueño John John Molina, sueño de Pedroza, quien anunció inmediatamente su retiro del boxeo, aunque esa afirmación es con cabeza caliente y dolida por el revés.

Horas más tarde, en el hotel más grande del mundo, el MGM Grand, Tejedor fue superado en decisión unánime por el aspirante estadounidense Danny Romero.

Tejedor brindó una verdadera cátedra de boxeo hasta el sexto episodio, hasta el punto de ir adelante en las tarjetas, gracias a su certero golpe, habilidad y reflejos.

Sin embargo, se quedó sin aire y permaneció al corto alcance de Romero, quien empezó a descontar y en el undécimo por poco lo manda a la lona.

El duodécimo selló la victoria del estadounidense, considerado el rival más difícil de la categoría, quien sobre los últimos segundos derribó al colombiano que escuchaba la cuenta del árbitro Richard Steele cuando sonó el campanazo final.

La ventaja para Romero (marca de 24-0) fue de tres, cuatro y cinco puntos.

Ahora Colombia queda con apenas dos títulos mundiales, uno de los cuales, el gallo de la FIB, lo expone Harold Mestre el sábado en Suráfrica ante el local Botile, función en que el aspirante Víctor Llerena intentará despojar al rey supergallo Vuyani Bungú.

El otro monarca, el supermosca Harold Grey, se prepara para el desquite con Julio César Borboa...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.