Crece el consumo de la marihuana

Crece el consumo de la marihuana

La dependencia no es un tema del que se debe hablar en cifras. Este tiene que ver con otros fenómenos y, en la mayoría de los casos, representa el refuerzo de otros problemas sociales.

15 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

Investigadores y entidades gubernamentales como el centro de atención mental de la Gobernación E.S.E. Carisma, coinciden en que si bien no hay un estudio epidemiológico que defina cuántos consumidores de alucinógenos hay en Antioquia, de acuerdo con la población allí atendida, que ha junio de 2011 fueron unos 5.843 personas en sus diferentes programas y modalidades, se identifican algunas variables.

Para Juan Carlos Delgado, coordinador asistencial de Carisma, el inicio en edad temprana, la popularización del grupo de canabinoides, la dependencia múltiple y la patología dual (trastornos mentales relacionados con el consumo de sustancia sicoactivas), son algunas de las situaciones que se puede visualizar.

"Un aspecto muy preocupante es que las cripas (marihuana hidropónica) están muy difundidas. También se han creado pipas de agua o pipas secas donde se logra un mayor contacto generando efectos mayores a nivel cerebral y neurológico", explica.

Entre los pacientes atendidos desde el año pasado hasta hoy, se evidencia también un alza en el uso de drogas de diseño. Las más frecuentes son el éxtasis, el LSD o 'papelito', y otras que están entrando al mercado como el 'Khat', que se sintetiza a partir de una raíz.

"En cuando al abuso o adicción de la heroína, actualmente tenemos 114 usuarios del programa de mantenimiento con metadona, donde se le da un sustituto para rehabilitarlos. La heroína es una de las drogas con mayor capacidad aditiva", asegura Delgado.

La drogadicción en la ciudad está directamente ligada con la situación de tráfico de sustancias y producción de la droga en el departamento. "El fenómeno de la droga golpea todas las dimensiones del sujeto, impactando al individuo y la sociedad. Además es un problema que así como produce millone", dice.

En promedio, el programa de un paciente en Carisma cuesta mensualmente entre un millón y medio y dos millones, y se considera que el tratamiento debe ser mínimo por dos años.

"Sin importar de la complejidad de la droga en la ciudad hay mucha accesibilidad a cualquiera de ellas, ese es un factor que incide en el consumo, pero todo está directamente ligado con problemas de dinero, de adaptación social y de familias disfuncionales", asegura Delgado El mayor problema, es que la mayoría de abusan del consumo, y están en la delgada línea entre ser consumidor y convertirse en adicto. Precisamente ellos son los que no piden ayuda para la rehabilitación, pues en su mayoría esperan a convertirse en adictos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.