LA SEGURIDAD LE LLEGÓ AL CAMPO SUCREÑO

LA SEGURIDAD LE LLEGÓ AL CAMPO SUCREÑO

Con la expansión de la cobertura de la Caja de Compensación Familiar Campesina (Comcaja) se espera que millares de labriegos de Sucre comiencen a sentir un alivio económico en el sostenimiento de la familia, como núcleo básico de la sociedad.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Así lo hizo saber el director general de Comcaja, Hernando Palomino Palomino, durante el lanzamiento de la Caja, creada mediante la Ley 101 o la Ley General de Desarrollo Agropecuario y Pesquero, para sustituir de pleno derecho a la Unidad de Subsidio Familiar de la Caja Agraria y con vinculación al Ministerio de Agricultura.

La función principal de Comcaja es administrar el subsidio familiar destinado a los trabajadores afiliados, con énfasis en el sector primario y especialmente como instrumento de seguridad para el agro.

Palomino Palomino, dijo que por intermedio de las agencias de la Caja Agraria los servicios de asistencia social se extienden a todos los campesinos. También se ampliará la cobertura del subsidio familiar en dinero, especie y servicio a trabajadores primarios no asalariados de menores recursos, comunidades indígenas y negritudes.

Comcaja, que comenzó a operar en Sucre desde septiembre de 1994, da subsidio familiar a los trabajadores del campo o la ciudad, cuyos ingresos mensuales mayores a cuatro salarios mínimos y laboren por lo menos 96 horas al mes.

Actualmente cuenta con 250 empresas afiliadas y una cobertura que en la presente semana llegará a los 24 municipios de este departamento.

La prioridad: el campesino La meta de la Comcaja para 1995 es captar y distribuir 1.200 millones de pesos en seguridad social en el campo sucreño, dando prioridad a campesinos sin patronos y trabajadores independientes del sector primario organizados.

Martha Sierra, directora regional de Comcaja en Sucre, dijo que la función social de la entidad es aliviar las cargas económicas que representa el sostenimiento de la familia como núcleo básico de la sociedad, especialmente en un departamento, donde el 70 por cuento de la población depende del agro, carente de industrias y donde centenares de trabajadores viven de la economía informal, la artesanía y la manufactura.

También podrán afiliarse las empresas privadas y el sector oficial que lo desee, ya que la entidad no tiene un sector delimitado en la prestación del subsidio familiar.

Para superar el cuello de botella que representa llegar a todos los municipios con servicios de salud, recreación y capacitación, la entidad dispone de una unidad móvil médico-odontológica y de enfermería con toda la infraestructura del caso.

A afiliar el agro El cuello de botella para prestar los servicios a los trabajadores del agro en Sucre, radica en la falta de organización de los futuros beneficiarios y concientizar a los propietarios de hatos ganaderos e industriales del campo de la importancia de afiliar a sus trabajadores al subsidio.

Los servicios que presta Comcaja son: atención en salud con la unidad de servicios integrados, programas de salud preventiva, sefrvicios adscritos, hospitalización y cirugía, dispensarios, medicamentos, subsidio en especie, recreación en el centro recreacional Viskaya, capacitación en programas de educación para la salud, entre otros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.