EL MANTENIMIENTO ES LA CLAVE

EL MANTENIMIENTO ES LA CLAVE

Los propietarios o conductores de los vehículos olvidan practicar revisiones periódicas que permitan conocer las condiciones en las que aquel se encuentra, lo cual les impide saber qué falta para que puedan funcionar de manera óptima.

21 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Es por eso que los expertos recomiendan tres tipos de revisión: la primera es la que se debe realizar antes de poner en marcha el carro. Esta debe ser realizada por el conductor con el fin de chequear el nivel del agua, el estado del aceite de motor y el nivel del líquido de frenos. Este chequeo, por trivial que parezca, evitará la ocurrencia de daños serios en el vehículo.

El segundo tipo de revisión es la que se realiza en los centros de diagnóstico, donde practican revisión técnica a aspectos importantes en el funcionamiento del vehículo como son: sincronización, revisión de frenos, alineación, balanceo, engrasado, etc.

Este tipo de mantenimiento debe efectuarse periódicamente para prevenir el desgaste de las piezas del automotor, y para garantizar el máximo rendimiento del mismo.

El tercer tipo de revisión o mantenimiento es más especializado, puesto que es realizado por expertos en la reparación de partes vitales del carro como son: el motor, la caja de cambios, los ejes y semi ejes, entre otros.

Del cumplimiento que tengan con estos tipos de mantenimientos depende que los automotores funcionen de la mejor manera. Con ello protege la inversión realizada y evita grandes y continuos gastos para reparar daños graves.

Algo anda mal También es importante que los conductores de los vehículos aprendan a identificar cuando algo anda mal. Cualquier indicación --como los ruidos que se presentan de un momento a otro-- podrían indicar que algo está fallando.

Es el caso de la caja de cambios, que cruje a la hora de hacer los cambios. Esto es claro indicio de que le hace falta líquido hidráulico a la caja, o de que ya es hora de cambiarlo.

Lo mismo sucede con la tembladera o la falta de fuerza que en determinado momento presenta un carro. Esto es clara evidencia de que el motor ya esta llegando al límite de su vida útil.

Los cuidados No pierda de vista la pintura y las latas de su carro, ya que ellas son parte importante de lo que a la presentación se refiere.

La forma más indicada para cuidar la pintura, segúbn los expertos en la materia, es lavar el carro periódicamente con detergentes especializados para esta función. Nunca lo haga con detergente común, pues su fuerte composición produce manchas en la pintura.

El brillar el carro periódicamente es también importante para hacer que la pintura sea más resistente al clima y a la gran cantidad de polvo a la que en nuestro medio está expuesto un vehículo.

las diferentes cremas que se utlizan para tal fin producen una poelícula protectora que impide que las partículas de polvo se peguen directamente a las latas y la pintura.

En lo que tiene que ver con el cuidado de las latas, lo mas recomendable, esque se utilicen los botes, que son unos protectores que se colocan en los guardabarros para evitar que el agua y mugre que arrastran las llantas terminen directamente en la lata. Así evitará que la lata se corroa. No es necesario esperar a que todo el carro esté en condiciones deplorables para latonearlo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.