EL ALUMINIO MARCA LA MODA... Y LA DIFERENCIA

EL ALUMINIO MARCA LA MODA... Y LA DIFERENCIA

Desde hace aproximadamente 25 años se utiliza el aluminio en la construcción, aunque inicialmente se hacía en baja proporción ya que el hierro era el elemento que primaba para la elaboración de puertas y ventanas.

20 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Los altos costos de los insumos también eran determinantes para preferir el hierro sobre el aluminio, lo que motivó que únicamente la clase alta tuviera acceso a ese elemento.

El alumnio ofrece muchas ventajas, entre ellas su propiedad decorativa.

A partir de los años 80, el aluminio comenzó a emplearse de manera generalizada en la construcción de viviendas, especialmente en las de las clases media y media baja que conforman la mayoría de consumo en el país.

Hoy en día, el aluminio se ha tomado aspectos de la vivienda tan importante como la ventanería, sin importar los altos costos que implica, pues una tonelada de aluminio tiene un costo aproximado de cuatro millones de pesos, mientras que una tonelada de hierro cuesta entre 350 mil y 400 mil pesos.

Sin embargo, las ventajas que ofrece el aluminio no son comparable con ningún otro elemento que se pueda utilizar para la elaboración de los mismos objetos en un medio tan expuesto a los altos niveles de oxidación y salinidad como los de la Costa, por la cercanía con el mar.

Otra ventaja importante es que las ventanas que están elaboradas en este material tienen un gran hermetismo respecto a las corrientes de aire y a los fuertes ruidos, ya que si se instalan adecuadamente, no presentan ranuras ni lugar alguno por el cual pueda penetrar aire.

El peso liviano del aluminio, es otro factor a tener en cuenta. Una ventana de gran tamaño no tiene un peso tan exagerado que dificulte su traslado, lo que sí ocurre con las elaboradas en hierro, lo que además dificulta su instalación y su manejo.

El aluminio puede llegar a durar muchos años, y no requiere de mantenimiento dispendioso o especializado, pues lavarlo y ponerle un poco de aceite aseguran su conservación.

Según el concepto de los expertos en la materia, la instalación es el punto neurálgico de todo el proceso que tiene que ver con este material, ya que no todos están capacitados para hacerlo. Hay que tener en cuenta, entre otras cosa, las medidas, las formas y las necesidades que se quieran satisfacer.

Es por eso que la mayor parte de las empresas que trabajan con el aluminio, se encargan también de instalarlo para dar plena garantía a quien compre algo que tenga relación con este elemento.

Sin olvidar, claro está, la constante capacitación del personal encargado de elaborar los objetos o instalarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.