El palacio, ícono de la pujanza antioqueña

El palacio, ícono de la pujanza antioqueña

La Dama de Botero tiene a sus espaldas un palacio de estilo europeo. Un edificio que durante medio siglo albergó a la Gobernación de Antioquia y hoy es un compendio de las tradiciones paisas.

11 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

El palacio de la cultura Rafael Uribe Uribe está ubicado en el corazón de Medellín, junto a la plaza Botero y al parque Berrío. La fachada ajedrezada confundió por años a propios y turistas, que al pasar cerca de él se santiguaban pensando que era una iglesia. Aún hoy pocos conocen la historia que esconde ese símbolo de la pujanza antioqueña.

La construcción del palacio empezó en 1920, por orden del entonces gobernador, Pedro Nel Ospina, quien, junto con el presidente Marco Fidel Suárez, decidió modernizar el edificio. Se trajo de Bélgica al arquitecto Agustín Goovaerts y se dio inicio a la construcción, que para la época costaba 611.000 pesos oro de 20 quilates. Así, la vieja casa a punto de colapsar, donde quedaba la Gobernación, dio paso a un edificio de cinco pisos con 315 oficinas. Todo iba viento en popa, hasta la Gran Depresión de 1929. El proyecto quedó sin financiación y terminó siendo apenas una tercera parte de lo presupuestado. Para 1980, la Gobernación fue trasladada y el edificio, que ya había perdido su arquitectura original, estaba destinado a la demolición o a terminar convertido en un centro comercial.

El salvavidas llegó en 1988, cuando fue declarado Monumento Nacional. Entonces se gestionó lo que sería la restauración más grande en metros cuadrados hecha en Colombia. Se necesitaron 11 años y tres mil millones de pesos para ponerlo a punto.

El edificio representativo del arte ecléctico recuperó su brillo. Hoy es posible recorrerlo y observar los 17 tipos de baldosas, los vitrales alemanes que dejan pasar la luz sin teñirla y la cúpula gótica custodiada por gárgolas. .

Para no perderse El viaje al palacio no puede terminar sin entrar al salón donde está el mural pintado por el artista Ignacio Gómez Jaramillo, que representa la libertad de los esclavos; sin tocar el escaparate de cedro estilo barroco con más de 100 años de existencia, donde están guardadas las cartas originales de Pedro Justo Berrío; y sin conocer la caja fuerte traída desde Estados Unidos, cuya clave es el misterio mejor guardado del palacio.

Un pedazo de la historia En la actualidad, el palacio alberga el Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia. Durante el año, allí se realizan actividades para todos los públicos. Además, en el Archivo del lugar hay libros que datan de 1564 y cuentan cómo empezaron a distribuirse las tierras antioqueñas.

Espacio para el arte Hay exposiciones permanentes como la de la sala Rafael Uribe Uribe, que detalla la vida del general que le da nombre o muestras itinerantes en salas ubicadas en el primer piso. Con ellas, se visibiliza el trabajo de los artistas antioqueños.

Sonidos de la historia Otro de los espacios del palacio es la Fonoteca Departamental Hernán Restrepo Duque, cuyo archivo sonoro incluye más de 300.000 fonogramas y el archivo histórico de Antioquia. Además, se ofrecen visitas guiadas para quienes estén interesados en conocer la historia del lugar, cómo fue el proceso de restauración y anécdotas que solo conoce Guillermo Upegui Tejada, el guía especializado del lugar.

DATOS DE SERVICIO Cra. 51 No. 52-03. Medellín. Teléfono: (4) 251-1444. Entrada gratuita. Lunes a viernes, 8 a.m. a 5 p.m. Sábado, 9 a.m. a 3 p.m. Visitas guiadas: 251-9000

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.