RINCÓN, PADRINO EN LAS VENTAS

RINCÓN, PADRINO EN LAS VENTAS

Otro hombre de selección Colombia, dígase de los mejores exponentes de este país, es el torero César Rincón. Lo que ha hecho el bogotano ya tiene amplia gaveta en los archivos de la historia de los famosos.

10 de septiembre 1996 , 12:00 a.m.

Tal vez porque el toreo no es un arte de multitudes como lo es el fútbol y porque la afición no es tan vasta aquí, a Rincón no se le ha reconocido lo suficiente su gloria. No se ha entendido bien la importancia de lo obra de Rincón.

No se interpreta que él, en solitario prácticamente, se ha defendido a sangre y fuego, o mejor, a capa y espada, durante estos siete años por tierras hispanas. Con mucho en contra, ha conquistado públicos, y, sobre todo, se ha sostenido, que es algo tan difícil para las figuras de este arte, así lleven la gracia del toreo sevillano, o el estilo recio y seco del castellano; o el más fino y quizá profundo del madrileño. Pero en medio de un centenar de toreros buenos, Rincón sigue ahí en el ramillete de los dedos de la mano, con su verdad del toreo puro, el toreo clásico, el viejo, el de siempre, el de ayer y de hoy.

Como dijo el famoso Gregorio Corrochano, como respuesta a un brindis que le hizo precisamente Luis Alvarez, el apoderado del torero bogotano, el día en que vistió, en Tánger (Marruecos), su primer traje de luces: Te recuerdo que la única manera de ser figura en esta profesión tan difícil que has elegido, es practicando el toreo puro, el toreo eterno, el toreo de Joselito, que es la verdad del toreo...

Y ese es el as de Rincón. Pero todo, como se dice, con el viento en contra. Porque a él es verdad que lo admiran, pero los públicos lo ven con ojos más críticos, severos. Le perdonan poco y le exigen más. Casi no se le permite estar apenas regular, o echar la pata atrás ante un toro incierto. Tiene que salir todos los días como si fuera la primera vez, o quizá la última.

Pero a Rincón se le puede apostar siempre con certeza. El se juega el pellejo cada tarde en las plazas españolas. Ya hemos visto cómo ha regado su sangre en la plaza de Sevilla, en varias ocasiones, cómo ha resultado lesionado y herido; cómo, con frecuencia, por arrimarse, los toros le echan mano . Y después, a medio que puede, lo hemos visto salir a los ruedos, con los puntos frescos de las heridas, a cortar las orejas. Y las corta.

El 26 de agosto pasado en Colmenar Viejo, Rincón sufrió una cogida por un toro grande, armado, que le alcanzó a meter el pitón en la axila. Y ya el 30, con toda su garra y su afición, salió en hombros en San Sebastián de los Reyes.

Rincón está intacto. Por eso, los rumores que llegan por aquí de que se retiraría, son apenas arena movediza. Y quedan en el aire frente a las palabras de un crítico andaluz en Sevilla, cuando viendo a Rincón lidiar un toro de Atanasio Fernández, peligroso y manso, dijo: aquí hay figura pa rato .

Los españoles sí que lo saben. Y por eso torea este 3 de octubre en Madrid, donde por primera vez en la historia un diestro colombiano concede una alternativa en Las Ventas. Pues alterna con Julio Aparicio y le da el título de matador al novillero puntero Uceda Leal. En fin, a pesar de perder casi 30 corridas, llega este año a torear 58. Figura pa rato .

ALIÑOS El pasado sábado se realizó en Arlex (Francia), la Corrida Mundial, homenaje a José Mari Manzanares, que dio vuelta al ruedo como premio a su labor. Morenito de Maracay , de Venezuela, silencio. Humberto Flórez, de México, silencio. Rafael Catañeta, del Perú, una oreja, con el mejor toro de la tarde.

Pepe Manrique, de Colombia, quien debutó en Francia, dio vuelta al ruedo.

Patric Bari, de Francia, silencio. Y Carlos Ñañez, de Ecuador, escuchó un aviso.

El pasado sábado en Tovar, Venezuela, se le dio una corrida de Cruz de Hierro, donde José Gómez Dinastía alternó con Leonardo Benítez y el mexicano Manuel del Olmo. El colombiano no mató al primer toro, pues un banderillero lo hizo estrellar contra el burladero y tuvieron que apuntillarlo. Pero al segundo le ejecutó una faena, torerísima, suave, torera, catalogada como la mejor de la feria. De paso cuajó una faena completa. Un trasteo en el que gozó toreando, e inclusive se pasó de faena y por eso el toro no colaboró en la suerte suprema. Pinchó y perdió las orejas.

En Nobsa, Boyacá, el domingo alternó con Dayro Chica. Y El Gino , toros de San Esteban de Ovejas. Dayro, una oreja en el primer toro. El Gino estuvo voluntarioso, pero no logró trofeos. Dinastía , dos orejas al primero y una al segundo.

Están circulando las invitaciones, mil ciento cincuenta, para la boda de Enrique Ponce y Paloma Valencia, en la Catedral de Valencia (España), que se realizará el 25 de noviembre. Por ello el diestro no vendrá a la temporada americana, excepto a México.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.