Pies Descalzos, en los zapatos de los necesitados

Pies Descalzos, en los zapatos de los necesitados

En el 2012, cuando la Fundación Pies Descalzos tenga la satisfacción de graduar a los primeros siete universitarios del país becados con sus recursos, comenzará a escribir una nueva historia de su proyecto educativo.

10 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

Esta organización, de carácter social y humanitario, sigue dando pasos impulsada por un objetivo claro: hacer que, con los pies sobre la tierra, la sociedad vaya más allá de lo que significa alcanzar la meta en la que el país sigue soñando: educación para todos.

Y es que al ritmo de la imagen internacional y de la profunda vena filantrópica de la cantante Shakira, el proyecto ha abierto las puertas de la educación a 5.231 niños en el país, a través de un modelo de alta calidad que fomenta el desarrollo humano en todas sus dimensiones. "Podremos ser la primera generación que lleve educación a cada niño en el mundo", dijo la artista al referirse a su programa en Colombia y otras partes del planeta.

"Se trata de una estrategia de protección integral que incluye no solamente a niños y jóvenes, sino a sus familias", asegura Patricia Sierra Lopera, directora ejecutiva de Pies Descalzos en Colombia.

Y ¿qué es lo que hace que el modelo educativo sea diferente y tenga un objetivo que va más allá de combatir el analfabetismo? Su directora explica que el desarrollo de un currículo propio basado en artes, bilingüismo (inglés), logística y comercio exterior, acompañado de las herramientas tecnológicas necesarias para el aprendizaje, garantizan la preparación académica de una generación que podrá hacerle frente al futuro con conocimiento y aptitud para competir en el mundo cada vez más globalizado y tecnificado.

Estrategias como 'matemáticas para la vida' y 'leer para pensar', marcan la diferencia del proyecto que ya cuenta con 5.231 beneficiarios en cinco escuelas públicas ubicadas en Barranquilla, Quibdó y el municipio de Soacha (Cundinamarca). Próximamente será abierta otra escuela e Cartagena.

"Trabajamos en un modelo sostenible que involucra no solamente a los niños, sino a sus familias, y que extienda los beneficios más allá del momento en que suena la campana que indica que la jornada escolar ha terminado", afirma la directora de la fundación.

Se trata de un proyecto de puertas abiertas que involucra a los ciudadanos, especialmente madres de familia, que tienen la oportunidad de capacitarse en las horas libres, que participan en escuelas de padres, jóvenes educadores, escuelas deportivas artísticas y casa aula, para desarrollar aptitudes que les permite generar ingresos adicionales y elevar su calidad de vida, la de los niños y de la comunidad donde residen. A ello se suman las consecuencias sociales positivas que se derivan del programa, como menores índices de violencia, reducción de embarazo de adolescentes y consumo de drogas ilícitas.

En asocio con la Fundación Clinton, Pies Descalzos promueve la formación en destrezas para que los jóvenes asuman prácticas laborales y empresariales que los conviertan en pequeños productores. En concordancia con el criterio de sostenibilidad del programa, la fundación Pies Descalzos también ejecuta un plan de seguridad alimentaria como uno de los componentes de intervención integral con un alto nivel de rendimiento social e impacto sobre el desarrollo comunitario. El programa es complementado con huertas caseras, asociaciones de madres, promoción y prevención en salud y negocios derivados.

Mediante capacitación laboral, los miembros de comunidades de bajos recursos vinculadas a los programas educativos tienen la posibilidad de recibir instrucción en el desarrollo de proyectos productivos, que generen ingresos y creen oportunidades laborales. Como resultado de esta estrategia, la fundación reporta en sus cifras alrededor de 2.000 beneficiarios y apoyo directo a 744 unidades productivas.

Pero la fundación no trabaja con el objetivo de acumular cifras de beneficiarios, apuesta por la calidad con estándares que fortalece todos los días

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.