Secciones
Síguenos en:
FERIA COMUNERA, CON PIE DERECHO

FERIA COMUNERA, CON PIE DERECHO

Alrededor de 50.000 personas de las comunas 13, 14 y 16 gozaron sanamente durante el primer día del certamen. La comuna 2 no tuvo tarima.

Aferrados al tendido de alambres de púa, el puñado de niños seguía sin parpadear la intervención de Los Generales , que al ritmo del rap, reagge y del hip hop, puso a vibrar a los 15.000 asistentes a la esquina de la transversal 103 con calle 27 sector La casona, de la comuna 14 en el Distrito de Aguablanca.

No importaba la incomodidad, ni la hora (12:00 de la noche), ni los posibles riesgos que corren los habitantes de la comuna 14 en las calles del sector.

Nada de eso importaba, pues lo único que los pequeños querían era gozar a su manera con la feria comunera. A su lado, sus padres, vecinos y amigos danzaban y hacían el coro complementario del mensaje musical de los diez integrantes del grupo.

Alza la mano si no tienes sobaquiña; mueve tu cuerpo si no tienes mal olor . Era el coro de los músicos que retumbó a lo largo de los seis barrios que integran la comuna.

La alegría de los músicos se irradió por todos los costados de la sede de la fundación Carvajal, en cuyo interior fue instalada la tarima.

Hombres y mujeres de todas las edades se entrelazaron para decirle a Cali que ellos, a pesar de su pobreza y marginalidad social, también le conservan un espacio a la alegría.

Igual pensaban sus vecinos de la comuna 13, quienes a unas 20 cuadras de allí, en la esquina de la transversal 28 con calle 72P1, frente al puesto de salud de Calipso dieron rienda suelta a su alegría represada.

Algunos de los 20.000 asistentes al llamado musical disfrutaron de diferentes formas la intervención del conjunto musical La conquista mayor y de Conmoción interior , la orquesta de los auxiliares de la Policía quienes con su ritmo de rock y reagge pusieron la nota juvenil de la noche.

Un pequeño grupo de muchachos trataron de poner la nota discordante, con algunas manifestaciones agresivas. Pero a la postre, todo fue pasajero y la Policía y el Ejército controlaron la situación.

En la rumba también había quienes prefirieron observarla a cierta distancia. No tanto porque estuviera mala, sino porque no son amantes de las multitudes.

Fue el caso del Palomo Albeiro Usuriaga, quien sentado en una pequeña zona verde miraba nostálgicamente cómo sus vecinos de la comuna 13 se lanzaban al goce.

El prefirió dialogar con sus amigos del barrio 12 de octubre, quienes estaban pendientes de cualquier movimiento de su ídolo.

A unas 20 cuadras de Calipso, otro numeroso grupo de caleños danzaban al ritmo del grupo Color , que con su ritmo tecnomerengue puso una nota diferente a la rumba.

Pilandera , fue el tema que inauguró la participación de este grupo. Nadie bailó. Niños, jóvenes y adultos solo observaban exhortos la calidad musical de los 19 miembros de la agrupación.

Así, entre la alegría y el calor gozón del público, transcurrió la primera noche de la Primera Feria Comunera que hoy llega a su fin.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.