Un año negro para Cúcuta

Un año negro para Cúcuta

Negro, como el color de la mitad de la bandera de Cúcuta, ha sido el año para el deporte de esa región del país, pues los equipos de fútbol y de baloncesto pasaron con más pena que gloria.

04 de noviembre 2011 , 12:00 a.m.

En el fútbol, Cúcuta Deportivo está al límite de perder el reconocimiento deportivo por incumplimiento salarial con la nómina, mientras en el baloncesto, Cúcuta Norte debió retirarse de la Copa Invitacional por falta de recursos para pagar la inscripción al certamen.

"Nos cayeron todos los males al tiempo", dijo un hincha motilón, que caminaba por la plaza de Banderas, entre el estadio General Santander y el coliseo Toto Hernández. Los malos manejos administrativos, la improvisación en la estructura deportiva y los pobres resultados al momento de competir son algunos de los síntomas que padecieron los equipos profesionales de la frontera. En los años de opulencia no hubo ahorro y, ahora, las cuentas por pagar tienen con el agua hasta el cuello a sus dirigentes.

En el Cúcuta Deportivo, el déficit de 16 mil millones de pesos y las cuentas embargadas hace año y medio lo dicen todo. El club rojinegro marcha de último en el rentado local y se acerca a la zona de promoción. En la cesta, Cúcuta Norte terminó la fase regular de sexto entre siete quintetos y dio un paso al costado por no tener recursos para cumplir con las obligaciones acordadas con la Federación Colombiana de Baloncesto. Promedios de 3 mil aficionados en el General Santander y de 200 en la 'Toto' Hernández demuestran la respuesta del público a sus equipos. La gente se desencantó por la falta de seriedad y los malos resultados de los equipos, que tienen en crisis al deporte de Norte de Santander.

Calvo, la única alegría el oro del cucuteño en méxico salvó el año.

Con todos estos inconvenientes, la única alegría en Norte de Santander este año corrió por cuenta del gimnasta Jossimar Calvo, que ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos, pero continúa viviendo en medio de la pobreza y esperando el cumplimiento de tantas promesas que se le hicieron después de la victoria.

Calvo ganó con méritos la competencia individual y se convirtió en el oro técnico más importante, de los 24 que conquistó en su histórica participación la delegación colombiana, en las justas que terminaron el domingo pasado en Guadalajara.

A sus 17 años, Calvo se convierte en una de las promesas del deporte nacional y, ahora, tiene su meta puesta en un cupo a los Juegos Olímpicos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.