Secciones
Síguenos en:
GUERRILLA HOSTIGA EN BUGA

GUERRILLA HOSTIGA EN BUGA

Daños menores en el puesto de Policía y dos heridos leves es el balance del hostigamiento presentado en la noche del pasado sábado por parte de una columna subversiva en el vereda La Magdalena, a 14 kilómetros en el occidente de la ladera de Buga.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

De otro lado, en el corregimiento El Picacho, oriente de Tuluá, el Batallón Palacé de Buga incautó un laboratorio para el procesamiento de cocaína, el cual producía 300 kilo semanalmente.

Es el tercer laboratorio incautado en menos de 15 días en la zona.

A la hora del ataque subversivo en La Magdalena, que se inició a las 9:30 de la noche por parte de la columna Luis Carlos Cárdenas del Eln, en el puesto se encontraban tres agentes, pues los 19 restantes patrullaban la zona.

En su apoyo aparecieron 14 policías que repelieron el ataque realizado con cuatro granadas de fragmentación y tiros de fusil que realizaba un grupo de 40 hombres encapuchados, unos, y otros vestidos con uniformes privativos del Ejército y de la Policía.

En el cruce del fuego, que se prolongó durante 20 minutos, resultó averiada la sede de Telecom. Los delincuentes habrían ingresado por el sector norte de la vereda.

Así mismo, el Segundo Distrito de Policía confirmó que en el hecho resultaron con algunas heridas leves el subcomandante del puesto, cabo primero Eduardo González Barón y la esposa del agente, Wilson Bedoya Trujillo, la señora Marlen Patricia Cruz Cifuentes, quien coincidencialmente apareció en momento de la incursión subversiva.

De otro lado, algunos pobladores de la vereda La Magdalena aseguraron que los miembros del Eln habían estado media hora antes en el corregimiento la Habana, a10 minutos de la vereda, en donde pintaron mensajes alusivos a su movimiento en las fachadas de 30 viviendas del lugar y en la sede satélite del colegio Académico.

La del sábado es la segunda incursión insurgente en la región en lo corrido del año. En mayo pasado los subversivos instalaron durante 45 minutos un retén en la salida de La Habana.

El último ataque militar al puesto de Policía se había registrado en junio de 1994, en donde solo hubo destrozos materiales.

De acuerdo con lo establecido por este diario, unos 15 propietarios de centros campestres, especialmente los relacionados con la pesca deportiva, han denunciado la caída en los ingresos de sus negocios, pues ante la presencia guerrillera los turistas han disminuido la visita a estos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.