Petro, Bogotá y los límites

Petro, Bogotá y los límites

03 de noviembre 2011 , 12:00 a.m.

A izquierda y derecha, ¿dónde empieza el repudio y termina la aceptación de candidaturas de los dos extremos en la Colombia del siglo XXI? ¿Está Bogotá más madura que otras capitales de provincia para aceptar que puede ser gobernada por la izquierda? La elección de Lucho Garzón, Samuel Moreno Rojas y ahora Gustavo Petro permite suponer que en Bogotá se trazó una línea de demarcación entre lo aceptable y lo imposible. Más cerca del centro que de la izquierda radical, esa línea hubiera sido una muralla impenetrable si, cuando se lanzó candidato a la alcaldía, Garzón hubiera acabado de salir de la Unión Sindical Obrera (USO), todavía tocado por su anterior militancia comunista.

Samuel Moreno -coctel de liberalismo samperista y populismo anapista- difícilmente hubiera sido elegido alcalde de Bogotá si no hubiera estado a la derecha de la izquierda, esto es, en el ala moderada del Polo Democrático Alternativo, donde cupo hasta Javier Cáceres. Fue ese mejunje de filiaciones (el manzanillismo familiar y el aura de boy scout del "nieto de mi general") lo que convirtió a Samuel en segundo alcalde de la "izquierda democrática" de la capital de la República.

Prueba de que Samuel no amenazaba al Establecimiento (de hecho, amenazó más la credibilidad del partido que representaba), es que cogobernó largo rato con el partido de 'la U', el partido que acaba de hacerle la más sucia de las guerras a Gustavo Petro. Y lo increíble de esta guerra es que se hacía para favorecer a Enrique Peñalosa, del centro liberal, candidato de un Partido Verde que, de la mano de Lucho Garzón, bailaba una danza ritual con Álvaro Uribe Vélez.

Para ser alcalde, Samuel había ganado la consulta interna de un partido de izquierdas que lo prefirió al candidato más radical e incorruptible. Un dirigente de ese mismo partido (Petro), ahora con una propuesta de centro, fue, sin embargo, uno de los que con más vehemencia denunciaron la corrupción que se cocinaba en la administración Moreno Rojas. A partir de aquí cocinó su propuesta de ciudad.

Era de esperar que, en medio de esta suma de escándalos (el 'carrusel de la contratación'), Peñalosa, Uribe y Garzón pescaran el voto de la indignación.

No fue así. Los bogotanos le pusieron esta vez un límite a la derecha. Lo que quedaba de los 'verdes' podría haber sido aceptado como centro, pero Uribe, 'la U', el inefable J. J. Rendón y la propaganda sucia les dieron un vuelco a las encuestas.

La capital premió en Petro sus debates parlamentarios contra el paramilitarismo y la 'parapolítica', la coherencia de su campaña presidencial del 2010 y el discurso anticorrupción de los últimos meses. Premió también su separación del Polo, un partido indispensable en la oposición pero, para los bogotanos de hoy, inconveniente en el gobierno. No obstante, si le quedan fuerzas y aprende de los errores, esta izquierda podría empezar a madurar el liderazgo de Clara López.

El triunfo de Petro produjo tres derrotas: las de Peñalosa, Uribe y Lucho Garzón, quien acaba melancólicamente su carrera política y cierra con candado la puerta de un chuzo llamado Partido Verde. El electorado bogotano apenas tuvo en cuenta al candidato oficial del Polo, un aplicado purasangre de la izquierda abandonada por Petro, antes abandonada por Lucho Garzón, abandonada éticamente por Samuel Moreno.

En Bogotá se volvió a expresar un electorado relativamente inteligente, relativamente pragmático, capaz de premiar y castigar, dispuesto a poner límites a la izquierda, pero también a la derecha. Demostró que había permanecido en parte blindado de la derechización uribista de los últimos ocho años, pero volvió a levantarle un muro a la izquierda radical.

salypicante@gmail.com .

En Bogotá se volvió a expresar un electorado dispuesto a poner límites a la izquierda, pero también a la derecha

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.