Secciones
Síguenos en:
REINA LA INTOLERANCIA ENTRE LOS EXILIADOS CUBANOS DE MIAMI

REINA LA INTOLERANCIA ENTRE LOS EXILIADOS CUBANOS DE MIAMI

La tolerancia del exilio cubano de Miami vuelve a estar sobre el tapete. El concierto de la artista cubana Rosita Fornés en Miami Beach, programado para el viernes pasado, se volvió a suspender indefinidamente y sus promotores presentaron una demanda contra la ciudad, por violación de los derechos civiles y constitucionales.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

La historia de la frustrada presentación de la vedette cubana en esta ciudad, se ha escrito en varios capítulos, pues el exilio nunca le ha perdonado a la Fornés, una señora de 70 años, que todavía no haya roto su relación con Cuba, por lo que no está dispuesto a que la artista recoja dólares de Miami para llevárselos al tirano Fidel Castro , como dice José López, un maduro exiliado cubano.

Lo cierto es que algunos de los métodos para impedir el show han sido bastante controvertidos en la comunidad, especialmente la negativa de las emisoras de radio cubanas de no pasar la publicidad del evento y el coctel molotov que estalló en el establecimiento donde se iba a presentar la artista hace unos meses y que destruyó algunos asientos.

Ahora la misma ciudad de Miami Beach le ha exigido a los promotores unas condiciones casi imposibles de cumplir y que nunca se les había pedido con ningún otro artista. Para silenciar a la cantante, la ciudad ha exigido un excesivo pago por protección policial, así como un elevado seguro de incendio , afirmó Benjamín Waxman presidente de la Unión Americana de Libertades Civiles, capítulo Miami, entidad que representará la cantante y a sus promotores en la demanda en contra de la ciudad.

Jack Lieberman, vicepresidente de American Jewish Congress dijo que no se trataba de un problema cubano. Estamos hablando de libertad de expresión, estamos defendiendo a la gente que vive en el sur de la Florida a expresarse libremente .

La presentación de la Fornés en Miami se ha vuelto una papa caliente para todo el mundo, pues ha encendido la polémica sobre la intolerancia del exilio, cuyo sector más tradicional se defiende diciendo que sus manifestaciones son pacíficas y que los actos violentos son realizados por infiltrados de Fidel Castro en Miami, para desvirtuar la imagen de los exiliados cubanos.

Lo cierto es que la comunidad no cubana, especialmente la anglosajona está empezando a ver con preocupación como la libertad de expresan está siendo violada precisamente en este país, donde los inmigrantes llegan buscando libertad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.