VÍA FACA-LOS ALPES SIGUE ESTANCADA

VÍA FACA-LOS ALPES SIGUE ESTANCADA

Las obras sobre la carretera Fontibón-Facatativá-Los Alpes, uno de los proyectos viales más importantes del occidente del departamento, siguen estancadas.

09 de junio 2001 , 12:00 a.m.

Las obras sobre la carretera Fontibón-Facatativá-Los Alpes, uno de los proyectos viales más importantes del occidente del departamento, siguen estancadas.

El Instituto Nacional de Vías y la concesión CCFC, encargada de los trabajos que le fueron adjudicados hace siete años, siguen en conversaciones para lograr un acuerdo financiero que le de viabilidad al proyecto.

De acuerdo con Margarita Botero, directora de la concesión CCFC encargada de los trabajos, el obstáculo principal para reiniciar las obras se ha concentrado en fijar el valor de los peajes que entrarían a regir una vez se termine de construir el proyecto y que serían el soporte para su mantenimiento.

El acuerdo se ha visto afectado por la inestabilidad en la dirección del Invías, entidad que solo en este año ha tenido cuatro directores, algunos de los cuales no han tenido tiempo para ponerse al frente del tema , dijo Botero.

Botero agregó que por el pago de los peajes hasta el momento se han recogido 23 mil 200 millones de pesos que se encuentran depositados en Fiduvalle, a la espera de una solución.

Pero los acuerdos que se deben lograr no se reducen únicamente a lo relacionado con los peajes. También es indispensable fijar con el Invías la tasa interna de retorno, es decir el porcentaje de recuperación del dinero invertido por la concesión más la rentabilidad, al igual que la compra de algunos predios en la zona (ver recuadro).

Pero mientras este acuerdo fructifica, los usuarios de la vía siguen perjudicados por su mal estado, y lo peor, porque deben pagar dos peajes, cada uno de 3.900 pesos, si desean desplazarse entre Bogotá y el municipio de Facatativá.

Esta ruta se volvió obligada para los vehículos de carga que se desplazan hacia Medellín o la Costa Atlántica debido al cierre del tramo La Vega-El Cune, sobre el casco urbano de Villeta, que está afectado por una falla geológica.

Del pago de esos peajes solo están exonerados los residentes de las localidades ubicadas en la región de la Sabana Occidental del departamento, a quienes de les cobra 100 pesos que van destinados, por un decreto del ministerio del Transporte, a apoyar la seguridad vial nacional.

Antecedentes.

La obra Fontibón-Facatativá-Los Alpes fue adjudicada en la primera generación de concesiones, hace siete años. Su costo real es de 147 mil millones de pesos entre los que se contemplan entre otras cosas, la construcción de la variante del municipio de Madrid, la rehabilitación de la vía existente y la construcción de una doble calzada entre las poblaciones de Mosquera y Facatativá.

Las obras se paralizaron el 25 de febrero de 1999, cuando la comunidad de los municipios de Facatativá, Madrid, Funza y Mosquera bloquearon la carretera que une a estos municipios con Bogotá, con el fin de protestar por la instalación de los dos peajes con los que se financiaría su construcción.

A raíz de este paro, Invías decidió exonerar del cobro a los habitantes de este sector y por consiguiente reducir en un 40 por ciento las especificaciones de las obras planeadas.

Invías insiste en el diálogo.

Luis Eduardo Tobón, director del Instituto Nacional de Vías ( Invías) le dijo al semanario que las principales dificultades para llegar a un acuerdo con la concesión han sido jurídicas, más que financieras.

Dijo que como están las cosas al instituto le correspondería efectuar un aporte de 40 mil millones de pesos, que no estaría dispuesto a hacer debido a que ese monto representa casi la totalidad del valor de las obras. En ese caso, la filosofía de la concesión, que busca que el Estado se libre de hacer grandes inversiones, no se estaría cumpliendo. De ser así, pues sería mejor que el instituto se encargue de hacer los trabajos , dijo Tobón.

Tobón agregó que aun falta dialogar sobre tres temas fundamentales: los pagos que el Gobierno debe hacer sobre el tráfico garantizado, es decir, en lo que el Invías debe compensar financieramente a la concesión en caso de que el número de vehículos que transiten por la carretera no sea el calculado. Así mismo, falta llegar a un acuerdo sobre la compra de una equipos de control de tráfico moderno, cuya adquisición no se ha definido.

Ya nos fijamos un tiempo prudencial para lograr un acercamiento definitivo; de parte del instituto hay toda la voluntad para ponernos de acuerdo, si no lo logramos, no nos quedará otro camino que liquidar el contrato , finalizó Tobón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.