Secciones
Síguenos en:
EL GABINETE DEL DOCTOR PAUL Y DE SUS EXTRAÑAS CRIATURAS

EL GABINETE DEL DOCTOR PAUL Y DE SUS EXTRAÑAS CRIATURAS

No fue sino llegar a la edad de Cristo para que se doblara. Y se dobló en tamaño, en diagramación y en paginaje. Acaba de llegar a su número 33 la revista Kinetoscopio, una publicación del Centro Colombo Americano de Medellín.

En la portada tenía que figurar alguien muy especial como la actriz francesa Juliette Binoche, sacada de una película que aún no llega al país, Blue de la trilogía de Krzystof Kieslowski. Es ella misma, con esa mirada atenta y profunda, invitando a dejarse recorrer por el otro espectador de cine, aquel que lee sobre películas.

Con diferentes secciones que son fáciles de comparar con las secuencias de una narración cinematográfica, se va articulando este mágico aparato que anima los sueños y las fantasías de las retinas siempre abiertas de los que contemplan el cine.

Y la película comienza con un artículo histórico del crítico antioqueño Luis Alberto Alvarez sobre el cine de Irán en un amplio y necesario discurrir por esta distante y particular cinematografía. Además el cura no cree en vampiros, y esto lo afirma después de haber visto esa desafortunada historia de la francesa Diane Kurys, Seis días, seis noches.

Del laboratorista Hugo Chaparro aparecen de su puño, letra e imaginación, un artículo sobre el cine actual estadounidense y esa nueva significación de los códigos publicitarios e informativos a raíz del fenómeno Simpson, no del amable cínico de la pantalla chica sino del otro, del basquetbolista. También hace una reseña, presenta y anuncia la aparición de otra revista de la Universidad Autónoma de Madrid, Secuencias.

Cambiando de plano, aparece una sección de sucesos en donde desfila un panorama de aconteceres como la Semana Experimental de Cine de Madrid; una presentación del realizador Stephen Frears; un homenaje a Truffaut por parte del crítico cubano Luciano Castillo; un genio que anda suelto llamado Julio Medem, un ángel que cayó a la Tierra transformada en Pilar Miró.

El cine colombiano tiene un lugar fundamental en el espacio de esta cinta de papel. Esta vez el invitado por Diana Jaramillo es el realizador Marc de Beaufort, hijo de hindú y creador de documentales y ficciones. Pasando a otra secuencia irrumpen los comentarios de publicaciones referidas al cine: Días de una cámara de Nestor Almendros y Kenji Mizoguchi del filósofo español Antonio Santos Aparicio.

La película llega a su final siempre infeliz por eso, porque se acaba. Y concluye con las películas que casi siempre jamás verán los espectadores, como la de Stephen Gyllenhaal, Waterland o la de Zhang Yimou, Esposas y concubinas o la de Stephen Soderbergh, King of the Hill. Y antes de que se prenda la luz en la sala del Kinetoscopio, se abre la ventana indiscreta, una selección de notas de actualidad que permite estar de la mano del futuro.

Futuro, eso es lo que tiene la única publicación especializada de cine en Colombia. Y tiene nombre propio, mágico y lleno de sueños, como el cine mismo: Kinetoscopio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.