Secciones
Síguenos en:
LA CABALGATA LE PUSO EL PASO A LA FERIACALI

LA CABALGATA LE PUSO EL PASO A LA FERIACALI

Con Amparo Grisales a la cabeza, la cabalgata recorrió de norte a sur la capital del Valle del Cauca. Aunque con sus tropiezos, ni la lluvia detuvo el galope de cientos de caballos que repitieron esa tradición anual.

La actriz, en compañía de la señorita Valle, Claudia María Rodríguez, lució chaleco, pantalón ajustado y botas largas negras, y puso la nota en la parte delantera del desfile.

Así comenzó la XXXVIII Feria de Cali, que anoche siguió en el Teatro al aire libre Los Cristales, con la apertura formal y la presentación de tres orquestas de salsa.

En el desfile participaron 3.000 jinetes. El arranque previsto para las 2 de la tarde se produjo media hora después, desde Las Vallas, un centro nocturno del norte local.

El coro con el nombre de Amparo Grisales se extendió desde un comienzo. Ella, con su cabello rojizo suelto, respondía con sonrisas.

La uniformidad predominó durante la mayor parte del recorrido, aunque no faltaron los jinetes ebrios y los arrollados.

Recién comenzó la cabalgata, sobre la avenida Sexta se produjo la primera caída de un jinete que se levantó tranquilo. Sin embargo, su ejemplar sufrió una lesión en una de sus patas delanteras. Pese a las protestas, el jinete siguió la marcha A la actriz Grisales y la reina Rodríguez les seguían 20 socios de la Asociación de Caballistas del Occidente (Adeoccidente), que vestían overoles, camisas de color caqui y pañoletas de un amarillo quemado. Mantuvieron un paso coordinado.

En el siguiente grupo pasó el alcalde Mauricio Guzmán. La lluvia empezó a acompañar a los jinetes después de las 3 de la tarde y siguió hasta que finalizó la cabalgata.

Los jinetes agilizaron la marcha pero no se apartaron del recorrido mientras que miles de caleños permanecieron en los andenes y los puentes, los balcones, las ventanas y las puertas de las casas.

Las fuentes de soda, a lo largo de la Sexta, permanecieron en esta oportunidad con sus puertas abiertas y sacaron sus mesas de los locales para poner en primera fila a sus clientes.

Otra actriz que hizo parte del espectáculo fue Luly Bossa, que estaba cerca del Centro Administrativo Municipal (CAM), y junto a su hijo de brazos atraía las miradas de todos.

Esta vez no hubo tanta harina ni agua como en años anteriores. Tampoco se reportaron mayores incidentes entre público y jinetes. En la calle 5 con carrera 12 un caballo se desbocó, su jinete salió lesionado, lo mismo que dos espectadores, entre ellos una mujer de unos 56 años.

A la altura de la avenida Roosevelt algunos peatones se atravesaron al paso de los caballistas. Según la Policía, el hecho no pasó a mayores.

Al cierre del desfile varios jinetes rompieron las reglas; entre sus zamarros llevaban escondidas canecas de aguardiente. Hasta anoche no se tenían datos sobre nuevos hechos que lamentar.

Este desfile tradicional de apertura de la Feria de Cali concluyó a las 6:30 de la tarde, aunque al anochecer algunos jinetes cotinuaban por la zona norte de la ciudad.

Hoy se inicia la temporada taurina con una novillada. Así mismo, se presentarán distintos eventos deportivos, abre sus puertas la Viejoteca y habrá verbenas populares en 17 comunas se prenderá la rumba de fin de año.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.