Secciones
Síguenos en:
REGÁLESE SALUD EN NAVIDAD

REGÁLESE SALUD EN NAVIDAD

Si ya le compró todos los regalos a sus familiares y aún no sabe qué regalarse a sí mismo piense en darse un poco de salud y bienestar.

Para lograrlo existen actualmente diferentes alternativas. Un buen chequeo médico puede sacarle de dudas sobre su verdadero estado de salud, o simplemente confirmarle que está mejor que nunca. Pero también podría ser el comienzo, a tiempo, de un tratamiento médico para una enfermedad que ni siquiera sospechaba. Eso suele suceder.

También puede inscribirse en un gimnasio, cambiar sus hábitos alimenticios y recrearse. Todos estos son ingredientes adecuados para una vida sana y saludable.

Programas ejecutivos Si no ha pensado en la posibilidad de hacerse un buen chequeo médico, de indagar por su salud y sobretodo, de prevenir el desarrollo de una enfermedad, espere un momento...

Muchas personas sienten que están mejor que nunca y por eso se descuidan por completo. Otras sufren algunas molestias y consideran que es algo trivial y sin importancia.

Hoy en día existen los chequeos médicos ejecutivos , programas que han diseñado las clínicas e instituciones de salud.

El primer objetivo de este programa es prevenir, luego, detectar cosas ocultas y finalmente acercar a quienes no son muy amigos de las citas médicas ni de los médicos, con la salud, y sobretodo, con la posibilidad de hacerse una valoración completa, ordenada y periódica , dice Alfonso Villamil Bernal, médico internista, coordinador del programa de Chequeo Ejecutivo de la Fundación Santa Fe.

Este chequeo permite detectar los hábitos como sedentarismo, si la persona fuma, toma, y el daño que eso le está haciendo a su organismo. Entonces le entregamos un paquete con esa información y las sugerencias del caso. La persona libremente decide el paso a seguir. Si hay casos de urgencias los remitimos al especialista y si amerita hay hospitalización , agrega. Villamil.

Si no tiene tiempo no se preocupe. Estos programas se realizan - en su mayoría- en solo un día, tiempo suficiente para echarle una revisadita a su cuerpo. Se realizan exámenes de diagnóstico como electrocardiograma de esfuerzo, para evaluar la posibilidad de enfermedad coronaria; rayos x de tórax para explorar infecciones pulmonares, cáncer de pulmón, enfisema pulmonar, o agrandamiento del tamaño del corazón; audiometría, para detectar anomalías de la audición, entre otros.

Igualmente un completo examen físico general que lo realiza un especialista en medicina interna quien indaga sobre obesidad, hipertensión, soplos cardíacos, masas abdominales y muchos otros aspectos.

En algunos casos se encuentran problemas o enfermedades que ni siquiera se imaginaban y, por lo tanto, se inician tratamientos de inmediato. Hay personas con sobrepeso, aumento de lípidos en la sangre, diabetes, hipertensión, cáncer (próstata, en los hombres; seno y uterino, en las mujeres), que solo con un chequeo completo se enteraron de su problema , dice Villamil.

Pero, si no tiene dinero para adquirir uno de estos programas ejecutivos cuyo costo oscila entre 400 y 550 mil pesos, usted simplemente puede realizarse su chequeo médico con su especialista de cabecera.

Un chequeo médico es de vital importancia porque permite establecer o encontrar enfermedades en etapas en las que todavía son curables. Es un mecanismo de prevención de la enfermedad y promoción de la salud y debe hacerse mínimo una vez al año , dice Juan Carlos Ovalle, director médico de Emermédica.

Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que enfermedades como el cáncer son curables si se diagnostican a tiempo. También se disminuyen los costos de las enfermedades y los gastos hospitalarios .

Entonces, no lo piense más y hágase un chequeo médico por lo menos una vez al año.

Uno, dos, tres...

El ejercicio tiene múltiples beneficios: mejora el metabolismo de los azúcares (glucosa), reduce el peso, es antidepresivo, mejora la función del corazón, refuerza y fortalece los músculos, entre otras ventajas , dice Juan Manuel Sarmiento Castañeda, médico del Deporte, de la Escuela Colombiana de Medicina.

Así, otro regalo que puede hacerse de inmediato es inscribirse a un buen gimnasio para mejorar su figura, su estado físico y anímico, bajar de peso y estar en forma.

Los gimnasios cada día ofrecen mayores servicios: aeróbicos, pesas, bicicleta, salón de belleza, saunas, baños turcos, aparatos de gimnasia pasiva y otras alternativas.

Al hacer ejercicio se votan las toxinas del cuerpo, la energía negativa, y se pone al organismo en forma. Se oxigenan la sangre y los pulmones, se fortalecen los músculos , dice Doris Andrade, de Marathon Spa.

Generalmente un médico, un nutricionista y el instructor le orientan sobre lo que debe hacer.

Inscribirse requiere de algunas condiciones: primero que todo debe tener ganas de hacer ejercicio, espíritu activo y buena salud ya que existen algunas limitaciones. Si se tienen problemas del corazón o de la columna hay que seguir otro tipo de programas , dice Juliana Rojas, del Pasadena Gym.

Lo ideal es hacer mínimo dos o tres horas diarias, tres veces por semana, comenzado en forma moderada y progresiva.

Para escoger hay mucho: hay programas de aeróbicos, ejercicios de alto impacto, pesas, abdominales. Para cada persona se tienen rutinas específicas. Todo depende de las necesidades, de las medidas y de los exámenes que se hagan al comenzar , dice Claudia Díaz, del Instituto y Centro Estético y Cosmetológico Elena del Mar.

Para seleccionar un buen gimnasio, esté atento a la trayectoria de este, a la persona que lo dirige, la calidad de los instructores, la variedad de las máquinas, la estructura y la sede. Y tenga en cuenta que, siempre, deben hacerle un examen inicial.

Así, con un costo que oscila entre 50.000 y 100.000 pesos mensuales usted puede aportarle mucho a su salud.

Si no tiene este dinero puede iniciar un programa de ejercicios por su cuenta, con la asesoría de un médico del deporte o de su especialista de cabecera. Igual debe tener voluntad, disciplina, constancia y dedicación.

Mejore la comida La obesidad es enemiga número uno de su salud. Por ello, otro buen regalo para usted mismo es mejorar sus hábitos alimenticios y contribuir para adquirir una mejor figura.

Y no se trata solo de estética, la obesidad es un problema de salud de magnitud considerable debido a que se acompaña con frecuencia de diversos trastornos orgánicos y sicológicos, incluyendo enfermedades del corazón, circulatorios, hipertensión arterial, diabetes y deterioro general de la calidad de vida , dice un informe de Liposalud, entidad especializada en el manejo del acné y la obesidad.

Para bajar de peso debe consultar con su médico endocrinólogo, o con el nutricionista o con el sicólogo, porque su problema puede estar en la mente. O con los tres, ya que se trata de un problema complejo.

Obeso o no, lo mejor es cuidarse y llevar una alimentación sana: no coma en exceso en la noche, y menos pocos minutos antes de acostarse a dormir; evite las grasas y los alimentos enlatados o muy condimentados, no abuse de los dulces y golosinas, haga ejercicio. Siga una dieta orientada por su nutricionista, para su caso o problema específico.

A recrearse Finalmente, piense seriamente en la posibilidad de recrearse. Esto también forma parte de su salud.

Si una persona se recrea, comparte con su familia, descansa, se divierte sanamente, baja sus niveles de estrés, debe sentirse reconfortada, animada, saludable y tranquila , dice Sandra Villarraga Pérez, sicóloga clínica.

Por eso, saque tiemp o para ir a lugares tranquilos que le permitan estar en contacto con la naturaleza y consigo mismo, recupere su entorno familiar y, por momentos, olvídese del trabajo. Recuerde que Colombia tiene parques y lugares tranquilos, apacibles y hermosos.

También, las cajas de compensación familiar cuentan con programas especiales para las familias, visitas a lugares turísticos, talleres y cursos de natación, tenis, golf y muchas otras alternativas. También hay academias de golf, de tenis, clubes privados y otra gama de opciones.

Para lograr beneficios reales, no vaya a sitios demasiado congestionados o saturados de turistas, visite lugares que le permitan desconectarse, ciento por ciento, de la cotidianidad.

Y siga estos consejos: no sea localizable a nivel laboral cuando esté de vacaciones; no tome su tiempo de descanso para ponerse al día en cosas que no pudo hacer durante su jornada de trabajo. Tampoco inscriba a sus hijos en cursos y talleres que les ocupen todo el tiempo y no los pueda ni ver. Y no se endeude mucho, al principio disfrutará de la plata y de sus placeres pero luego se enfrentará a la realidad: tiene que pagar y se va a estresar y angustiar.

Como complemento, vuelva a sus pasatiempos o hobbies. El cine, la lectura, la música, pueden darle distracción, retroalimentación y salud física y mental.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.