Secciones
Síguenos en:
LA GUARDIA CIVIL, NUEVA ÉPOCA

LA GUARDIA CIVIL, NUEVA ÉPOCA

Desde tiempos inmemoriales la Guardia Civil Española logró afianzar una tradición de disciplina, de buen servicio en la protección ciudadana, de eficacia en la lucha contra la delincuencia y, desde luego, de máxima honestidad en el cumplimiento de sus deberes y funciones. Ante los españoles y ante el mundo, por los testimonios de los viajeros y los informes oficiales, esa era una realidad incuestionable. Claro que durante la prolongada dictadura franquista sus objetivos sufrieron no pocas desviaciones, como suele suceder bajo las dictaduras, y la Guardia Civil llegó a figurar incluso en protestas poéticas como la de Federico García Lorca, una de las víctimas de sus desafueros de entonces. Pero la tradición de pulcritud no se discutía. Por lo menos hasta ahora, cuando agentes y oficiales de la Guardia Civil han sido enjuiciados por implicaciones en el tráfico de narcóticos. A sus informantes en ese renglón, según se ha descubierto, se les pagaba con cocaína, para lo cual los acusados

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.