Secciones
Síguenos en:
MARÍA CAMILA ES SU GRAN DEBILIDAD

MARÍA CAMILA ES SU GRAN DEBILIDAD

Apenas entra a este cuarto, cambia, se convierte en otra persona. Una sensación que José Luis Múnera, técnico de la Selección Colombia de Patinaje, experimenta desde hace cuatro años, exactamente desde el 14 de agosto de 1991, cuando nació María Camila, su hija.

Ella es la fuente de la vida, mi motivación para surgir y salir adelante. Me cambió la vida y es lo que más extraño cuando estoy fuera de Colombia en los viajes , confesó. De hecho, quienes comparten la concentración con él saben que José Luis solo gasta su dinero en llamadas a Medellín para saber de su pequeña y en el regalo que, sin falta, le trae a su regreso.

Por ejemplo, de su más reciente desplazamiento al exterior, a Perth (Australia), al Campeonato Mundial, modalidad de carreras, le trajo una muñeca Barby que con solo darle cuerda se mueve autónomamente y monta a caballo. Es un juguete que no se consigue en el país y que trajo para compensar la ausencia de treinta días. Por eso, la habitación de María Camila se encuentra llena de souvenirs, juguetes, muñecos, en fin.

Y, además de ser la alcoba de la consentida de la casa, también es el sitio preferido de José Luis para reencontrarse con las cosas bellas y simples de la vida. Allí es donde este temperamental técnico se transforma en una persona dulce, tierna, alegre. Esa habitación es el lugar para meditar y pensar en ser positivo, en superarse cada día más. Y, por supuesto, el escenario de su relación con María Camila, donde dialoga con ella y le cuenta historias.

Desde que ella nació, es mi inspiración. La niña me ha movido a salir adelante, ha sido mi guía y me ha enseñado a tener paciencia y a conocerme a mí mismo , expresó José Luis, un hombre que en la pista se distingue por ser estricto, disciplinado, acelerado, inquieto.

Una faceta muy distinta a la que exhibe cuando está cerca de su niña. Entonces, se convierte en un ser cariñoso, dominado en absoluto por los encantos infantiles de María Camila.

Las otras aficiones de José Luis Múnera son el cine y los libros, por supuesto, los que hablan del patinaje, su gran pasión. A pesar de eso, en estos días anda dedicado a leer sobre el poder mental, la auto superación y la forma de mejorar su estilo de vida, pues, sabe que debe ser un ejemplo para esa camada de jóvenes patinadores que ven en él algo más que el técnico, a veces un segundo padre, un ídolo o un modelo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.