Secciones
Síguenos en:
MICHELLE Y SU FAMILIA LE GANARON A LA MUERTE

MICHELLE Y SU FAMILIA LE GANARON A LA MUERTE

La cancha del Estadio Olímpico Pascual Guerrero se convirtió en centro de operaciones de los socorristas y paramédicos, que recibieron a los sobrevivientes del siniestro. La vida tomó una nueva concepción cuando en la grama del estadio comenzaron a descender los helicópteros con los sobrevivientes del avión de la American Airlines que se estrelló en el cerro San José.

La grama fue el espacio donde la vida volvió a reverdecer y donde la niña Michelle Dussán de 6 años vio de nuevo como se le daba una segunda oportunidad.

El helicóptero irrumpió abruptamente el silencio y la impaciencia de más de 20 paramédicos, socorristas y policías, quienes prestos con cinco ambulancias equipadas con equipos de reanimación y urgencias y a menos de cinco minutos del Hospital Universitario, aguardaban por la tercer sobreviviente, una niña de seis años de edad que llegaba al lugar con traumatismo craneal y algunos hematomas por las características del impacto.

Eran las 3:43 de la tarde cuando un helicóptero militar se posó en el estadio. Era la tercera vez que el ruido ensordecedor de la hélice inundaba el lugar; era la primera vez que ese molesto ruido se convertía en una señal de vida. Los socorristas corrieron con dos camillas mientras la Policía resguardaba el cuerpo de Michelle.

La niña llegó semidesnuda. Su cuerpo presentaba golpes y y heridas. Estaba consciente y movía con impaciencia sus manos.

El equipo corrió hasta una de las ambulancias pero allí no hubo aplausos ni alborozo. Los médicos se movían de un lado a otro para llevar lo más rápido posible a la paciente hasta el Hospital Universitario del Valle.

Esta operación no duró más de cinco minutos. está viva, está bien , decían algunos de los socorristas. De su boca no salió ninguna palabra, pero sus movimientos revivieron las esperanzas de quienes esperaban socorrerla.

Antes de la niña, los paramédicos habían luchado con la ventisca de las alas para recibir a Liliana Mercedes Ramírez, una mujer de 28 años que llegó en buenas condiciones, solo algunos golpes y traumatismos en los miembros inferiores presentaba la sobreviviente.

Aunque estamos desde temprano en este lugar, la verdad había una expectativa por lo que pudiera pasarle a la niña, ya que para nosotros es un verdadero milagro que pudiera salir avante de ese incidente . Fue el comentario de un socorrista que quiso que su nombre se mantuviera en el anonimato.

Fue una espera tensionante, donde el radio portátil envió información a diestra y siniestra y donde el mal tiempo siempre amenazó , pero también fue un espacio donde se vio la otra cara de la tragedia, la cara de la vida y de la esperanza. Toda la familia de Michelle también se salvó de la tragedia aérea: su padre Gonzalo Dussán y Nancy Delgado la madre, también formaron parte del milagro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.