Secciones
Síguenos en:
REGRESA LA GUERRA A CHECHENIA

REGRESA LA GUERRA A CHECHENIA

La guerra en Chechenia, que había atravesado por un período de calma, se ha reactivado a raíz de las elecciones impulsadas por Rusia, y que dieron como presidente a Doku Zavgaev, el hombre de Moscú. (VER INFOGRAFIA: ZONA DEL CONFLICTO)

Varios cadáveres yacían ayer en las calles de la segunda ciudad de Chechenia mientras las fuerzas rusas se enfrentaban en las más intensas batallas en meses en la región separatista.

La sangrienta lucha por el control de Gudermes, 30 kilómetros al este de la capital chechena de Grozny, proporcionó un fuerte golpe al prestigio del gobierno ruso, aún curándose de las heridas por el éxito electoral logrado por los comunistas en las elecciones parlamentarias del domingo.

Unos 30 mil civiles continúan atrapados en esta población donde la guerrilla del líder rebelde chechén Yojar Dudáyev comenzó una ofensiva el pasado día 14 en represalia por las elecciones organizadas por Rusia en esa república separatista.

Ofensiva rusa Las tropas federales intentan desde hace varios días tomar por asalto Gudermes y desalojar a los guerrilleros de Dudáyev en una operación que ha provocado varios centenares de bajas entre los militares rusos, según Aslám Masjádov, jefe del Estado Mayor de Dudáyev que encabeza la ofensiva chechena.

Según la televisión rusa, la ciudad ha sido cercada totalmente por las tropas federales, que han comenzado su avance hacia el centro de Gudermes, donde se habían hecho fuertes los rebeldes.

La fuente señaló que se libran encarnizados combates junto a la terminal ferroviaria y la comandancia militar de la ciudad, donde permanecían cercados por los rebeldes dos centenares de efectivos de Ministerio de Interior de Rusia.

Mientras tanto, un destacamento de 300 hombres armados de la guerrilla separatista entró ayer en el poblado chechén de Achjoi-Martan, a 50 kilómetros al oeste de la capital, Grozny.

Los rebeldes aprovecharon la salida temporal de las tropas rusas de la localidad y exigen la renuncia de sus autoridades (prorrusas), así como el desarme voluntario de la policía local, apuntó el alcalde de Archjoi-Martán, Shamil Basayev.

Los agentes de la policía y los partidarios de las autoridades se han concentrado cerca de la comisaría local, dispuestos a ofrecer resistencia a los rebeldes, que de momento se han instalado en varios otros edificios administrativos de Gudermes.

Basayev dijo que más de 100 civiles habían muerto en la lucha en los últimos días.

Las tropas rusas usan armas de largo alcance. Hay cadáveres tirados en el centro de la ciudad. No puede ser sepultados debido al continuado tiroteo , declaró Basayev a los periodistas tras llegar ayer a Grozny.

Añadió que en la lucha, las tropas rusas dispararon desde helicópteros contra rebeldes y civiles.

El alcalde acusó a los soldados rusos de arrojar granadas en sótanos donde habían buscado refugios los civiles. También afirmó que las fuerzas leales al dirigente separatista Yojar Dudayev no deberían haber provocado a los rusos al tomar sectores claves de la población.

El impopular conflicto en Chechenia, donde el presidente Boris Yeltsin envió hace 12 meses tropas para aplastar el intento de independencia, fue explotado a menudo por los comunistas, así como por los opositores nacionalistas y liberales en la campaña electoral.

Unas elecciones marcadas por cañonazos La gran paradoja de los comicios rusos del domingo es su resultado en Chechenia: los vencedores de la guerra vencieron en las urnas. Paradoja, para las malas lenguas, previsible: las elecciones chechenas se hicieron justamente para eso.

En Chechenia todo sucedió al revés que en el resto de Rusia. El gobierno ruso, que fue castigado a nivel nacional con menos del 10 por ciento de los sufragios, sacó más del 50por ciento en las elecciones locales. Los militares, cuyos 118 candidatos a nivel nacional naufragaron sin pena ni gloria salvo contadas excepciones, lograron elegir al parlamento ruso nada menos que al jefe de la comandatura militar de Chechenia, el general Ibrahim Suleimenov.

A diferencia de soldados y oficiales que por toda Rusia favorecieron a comunistas y nacionalistas, los destacados en Chechenia, que votaron allí, le dieron al partido de gobierno el 76 por ciento de sus votos. El otro diputado electo fue Vladimir Zorin, uno de los jefes de la administración rusa local. Por fin, nadie logró una votación tan abrumadora, ni que recuerde tanto la unanimidad soviética, como el hombre de Moscú en Chechenia, Doku Zavgaev, que salió electo jefe de la república con el 99 por ciento de los votos.

Después de un año de guerra, decenas de miles de muertos, casi un tercio de la población en calidad de refugiada y la república semi-destruida por bombardeos y combates, luce casi increíble que no bien se hagan elecciones ganen justo los representantes de quien muchos en Chechenia ven como responsable de buena parte de esos horrores.

Para Serguei Kovaliev, el defensor de derechos humanos que ganó celebridad en el mundo y no pocos odios en el Kremlin por su papel en esta guerra, y que salió electo diputado al parlamento ruso, no es ni increíble ni paradójico.

Kovaliev ha demandado las elecciones, alegando que no satisfacen condiciones democráticas elementales.

En Chechenia se votó durante tres días, de ocho de la mañana a tres de la tarde. La gente podía votar fuera de su lugar de residencia. Sufragaron los militares rusos. Los candidatos eran hombres de Moscú y el único alterno se retiró. No sólo los puntos de entrada a Grozni, la capital chechena, sino algunas de sus principales vías fueron bloqueadas por las tropas rusas.

El gobierno ruso dice que la asistencia superó el 54 por ciento; los guerrilleros chechenos alegan que en 200 de las 300 poblaciones de la república no hubo votación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.