Secciones
Síguenos en:
NO SE VENDIÓ CEMENTOS PAZ DEL RÍO

NO SE VENDIÓ CEMENTOS PAZ DEL RÍO

Se frenó la venta de Cementos Paz del Río.

La multinacional Cementos Mexicanos (Cemex) retiró ayer su intención de adquirir la cementera, luego de que la Superintendencia de Sociedades rechazara la solicitud presentada por Fiduanglo para la venta del 42 por ciento de las acciones de CPR que esta entidad tiene en fideicomiso.

La ausencia del porcentaje, perteneciente a la empresa en concordato Acerías Paz del Río y que actualmente es garantía para los acreedores financieros, hizo que la última jornada de la oferta pública entre Cemex y la concurrente, el Sindicato Antioqueño, transcurriera sin altibajos.

El porcentaje en oferta se mantuvo en el 56 por ciento y aunque accionistas particulares ofrecieron el 36 por ciento en venta, ninguna de las dos intervino en la compra.

No pasó nada Cemex había advertido con anterioridad que de no incluirse ese 42 por ciento el jueves, no intervendría en el negocio porque no le sería posible controlar la mayoría.

En su oferta pública de hace tres semanas había manifestado interés por adquirir el 80 por ciento de CPR, mientras que el Sindicato Antioqueño lo había hecho por el 60 por ciento.

Cemex cumplió lo dicho. Durante las dos horas de oferta pública por el 56 por ciento de CPR, la mexicana no aceptó ninguna de las 31 ofertas de venta, que al cierre de la bolsa totalizaron 36 841.753 de acciones (a 1.301 pesos cada una).

Sin embargo, el Sindicato Antioqueño tampoco lo hizo. A través de la comisionista Suvalor, cruzó dos operaciones por el 3,92 y 1,61 por ciento de las acciones, a 1.302 pesos cada una.

Al final la rueda ambas partes rechazaron las ofertas por el 36 por ciento de CPR.

El procedimiento, iniciado el miércoles, finalizó con el 7,87 por ciento de la cementera para el Sindicato Antioqueño y ninguna participación para Cemex.

Con ese 7,87 por ciento, el total de operaciones adelantadas por el Sindicato sobre CPR durante los últimos dos meses equivale al 22 por ciento de la cementera colombiana, sin contar su participación mayoritaria en la siderúrgica.

Un vocero de Cemex aseguró al finalizar la oferta pública, que era sorpresiva la reacción del Sindicato, pues se esperaba que comprara al cierre de hoy ese 36 por ciento de oferta.

Qué pasó? La decisión de la Superintendencia de Sociedades, a adoptada el miércoles y reiterada ayer, frenó el interés de la mexicana en el negocio.

Según este organismo, Fiduanglo falló al no someter a tiempo la solicitud de venta del 42 por ciento del fideicomiso y por, tanto, no fue posible autorizar la operación.

Aunque la Superintendente de Sociedades, Beatriz Cuéllar de Ríos, se reunió hasta la medianoche de ayer con el presidente de Fiduanglo, Santiago Jaramillo, no dio el brazo a torcer.

Estudiaron el caso y la solicitud de venta radicada por Fiduanglo antes de las cinco de la tarde. Sin embargo, la conclusión del organismo de vigilancia no fue positiva, argumentando el deber de proteger a la empresa concordataria (Acerías Paz del Río).

En un auto expedido ayer en la mañana, la funcionaria explicó en detalle que ese porcentaje de CPR no puede ser vendido porque no se comprobaron ni la necesidad, ni la urgencia ni la conveniencia de la operación.

En el texto, la funcionaria sostiene que el remanente de la venta no beneficia los intereses de la compañía, ni el de los restantes acreedores (...) pues equivale a una suma irrisoria que no alcanzaría a satisfacer las restantes acreencias de la compañía ni la preservación de ésta .

La solicitud de la fiduciaria presentaba como ventajas de la venta el beneficio definitivo de Acerías Paz del Río, ya que la operación le permitía saldar un pasivo de 42.088 millones de pesos, obtener nuevos créditos y hacerse con un remanente de 14.894 millones de pesos.

En su respuesta, la Superintendente aseguró que la venta significaría un pago preferente a los bancos y tal medida iría en contra del principio de la igualdad entre los acreedores, entre quienes también figuran trabajadores y proveedores.

Así mismo, indicó que el remanente de 14.894 millones no llegaría a la siderúrgica porque con él se cancelarían los intereses corrientes de mora que se liquiden al momento del pago del capital.

Por último, en el auto señaló que la operación de venta no le permitiría a Acerías obtener recursos para capital de trabajo, que garanticen el desarrollo de las actividades de la empresa de manera eficiente y menos costosa.

Con estos tres puntos, la Superintendencia mantuvo su posición del día anterior y rechazó la venta de un porcentaje que resultaba definitivo tanto para la inversión nacional como para la extranjera.

Cemex responde Una vez finalizada la oferta pública, los directivos de Cementos Mexicanos (Cemex) explicaron los motivos que llevaron a la compañía a retirarse del negocio.

El siguiente es el comunicado que la empresa mexicana entregó a los asistentes a la rueda de ayer: Cemex informó hoy que el proceso de adquisición de Cementos Paz del Río (CPR) en Colombia ha concluido sin que se dieran las condiciones fijadas en la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) lanzada el primero de diciembre.

Después de varios meses de negociaciones con las autoridades colombianas y principales tenedores de las Acciones de la Cementera, Cemex, lanzó en concordancia con las mismas autoridades, una oferta pública de adquisición de acciones en la Bolsa de Bogotá, el primero de diciembre de este año, por el 80 por ciento de la cementera a 1.301 pesos colombianos por acción.

Conforme a las disposiciones legales en Colombia, resultaba necesario adquirir como mínimo el 70 por ciento del capital social para poder tener el control en la Asamblea de Accionistas de la sociedad.

El 42 por ciento del capital social de la cementera se encontraba dentro de un fideicomiso de garantía en beneficio de diversos Bancos, con quienes Cemex llegó a un acuerdo para que el Fideicomiso procediera a la venta de las acciones a través del mercado de valores, contando con la anuencia de las más altas autoridades del gobierno colombiano.

Lorenzo H. Zambrano, presidente y director general de Cemex, dijo: El precio ofertado por acción, representaba un precio por tonelada de capacidad instalada en el rango superior de los promedios internacionales ya que el sobrante entre el precio ofertado y la garantía de los bancos, se destinaría a rescatar a Acerías Paz del Río, dueña original de las acciones de fideicomiso y la cual se encuentra en concordato o suspensión de pagos.

La Superintendencia de Sociedades de Colombia, al momento en que se inició el período de aceptación de la oferta pública, impidió el fideicomiso el acudir a la oferta, a pesar de que los Bancos habían instruido al fiduciario vender.

Cemex en todo momento se apegó a las disposiciones legales vigentes, procurando proteger los intereses de todos los accionistas de CPR. En vista de que el paquete accionario de los bancos no concurrió a la OPA, Cemex, al no tener posibilidades de obtener control de la empresa, se retiró del proceso.

Cemex, sin embargo, confirma que continúa analizando posibilidades alternativas para participar en el mercado colombiano, así como en otros mercados de interés para su estrategia multinacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.