GANADERÍA: NEGOCIO OBLIGADO PARA CÓRDOBA

GANADERÍA: NEGOCIO OBLIGADO PARA CÓRDOBA

La ganadería no es el resultado de un estudio de prefactibilidad: es una imposición del medio con largos períodos de sequía como el que se está viviendo en estos momentos.

18 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En Córdoba, la ganadería está presente donde no puede haber agricultura por falta de infraestructura.

De un millón setecientas mil hectáreas de tierra plana que tiene este departamento, solamente son cultivadas 109 mil.

Por ejemplo el costo de una hectárea de algodón es 800 mil pesos y puede desaparecer en un abrir y cerrar de ojos a consecuencia de las plagas o del invierno.

Los directivos de la Federación Ganadera de Córdoba (Ganacor) denunciaron que la inseguridad ha venido afectando en forma escandalosa a la ganadería de cría, cuyo proceso de desarrollo se hace en fincas lejanas de las cabeceras municipales, pues este tipo de ganadería no es rentable en fincas que tienen valor hasta de 5 millones de pesos por hectárea.

Violencia, agua, sequía Las mejores tierras para cría se encuentran al pie de la serranía de Abibe, en el municipio de Tierralta, y allí precisamente es donde está el grueso de la delincuencia guerrillera. El inventario ganadero de Córdoba sólo podrá reponerse cuando haya seguridad en el campo.

Según el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) el inventario actual es de un millón setecientas mil cabezas. Durante el gobierno de Misael Pastrana, con el Plan Bovino, la existencia en Córdoba alcanzó los tres millones de cabezas. La violencia aceleró la liquidación del 45 por ciento del hato cordobés.

El intenso verano que sacude a Córdoba ha enloquecido a los ganaderos que comenzaron a movilizar todos sus hatos cuando el programa ICA-Usda levantó la cuarentena que había sido decretada desde el 19 de enero a raíz de la epidemia de fiebre aftosa detectada en este departamento. Los ganados están siendo trasladados a lugares donde haya agua y abundantes pastos.

Refiriéndose a todos estos factores, el presidente de Ganacor, Rodrigo García, manifestó que la ganadería cordobesa sufre por muchos factores.

De abril a noviembre, el invierno les trae mucha agua y la situación se agrava por el desbordamiento de ríos y ciénagas. De diciembre a abril se presenta la gran sequía originada por el verano, por los costos de producción, la inseguridad y la lentitud en el rendimiento.

Según el concepto del presidente de la Federación, la ganadería en esta región sólo es rentable con fincas de 500 hectáreas en adelante, y propone buscar sistemas de industrialización con la construcción de mataderos frigoríficos, para evitar el desplazamiento de novillos gordos en pie, transportados en camión hasta Medellín con pérdidas en el viaje de hasta 50 kilos por cabeza.

En 1993 se despacharon a la feria de Medellín 240 mil novillos, con una merma de 12 millones de kilos. Córdoba también está dejando de percibir 500 millones de pesos anuales por concepto de degello, que se están pagando en Medellín.

Por todas estas razones, y por el hecho de no tener alternativa vial alguna, los ganaderos cordobeses están en la picota con Medellín.

Hace falta unión Dentro del gremio agropecuario de Córdoba no existe una mentalidad de trabajo asociativo, lo que dificulta la transferencia de tecnología y el acceso a los créditos.

Esto ha traído como consecuencia una constante orfandad gremial en la fijación de precios, debido a la no presentación de volúmenes y otros factores de competencia en el mercado.

Tal afirmación la hizo el secretario de Agricultura de Córdoba, Javier Buelvas Macea, al analizar los principales problemas del sector.

Consideró que uno de los cuellos de botella es la inexistencia de canales de comercialización de los productos agropecuarios provenientes del sector de la economía campesina.

Faltan centros de acopio y redes de frío, la infraestructura vial es deficiente y los productores no están organizados.

Se nota, además, la falta de una política crediticia acorde con las necesidades del sector, lo cual se refleja en unos altos intereses, poca cobertura, tramitología excesiva, desembolsos inoportunos y en una alta cartera vencida dentro de los pequeños productores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.