LOZANO, EL AS BAJO LA MANGA DE COLOMBIA

LOZANO, EL AS BAJO LA MANGA DE COLOMBIA

Carisma, humildad y buen humor son tres cosas que Harold Lozano no ha perdido en su andar por el mundo del fútbol, que a pesar de su corta edad, 24 años, ha sido bastante prolífico, en seis años de profesional.

30 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

De la Selección Colombia, difinitivamente la mejor vitrina, con la que participó en las eliminatorias al Mundial de Estados Unidos 94, pasó a la meca del fútbol suramericano: Brasil. En un principio fue duro, por ser la primera salida del país, pero llevaba todas las expectativas y pensamiento de triunfar , afirma el jugador.

Y es que no es fácil salir de su casa a aventurar en otra tierra, donde las costumbres y hasta el idioma eran diferentes. Además de querer triunfar, yo viajaba con una responsabilidad mayor: demostrarle a un país que cree en uno, que no se equivocó. Tenía que salir adelante y abrirle campo a jugadores colombianos .

Su siguiente paso fue México, país donde pudo mostrar más su trabajo. Esto se debió en gran parte a que estuve con mi familia. Ese fue el apoyo más grande que tuve. Me adapté muy bien . Cuando ya le estaba comenzando a tomar cariño a la ciudad y su gente, le llegó la oportunidad de viajar a Europa: España. Y el Real Valladolid es ahora su equipo.

El Valladolid es un conjunto conocido por la afición colombiana, pues allí estuvo Francisco Maturana como técnico, Diego Barragán como preparador físico, los tres palos estaban custodiados por René Higuita y el mediocampo era para Leonel Alvarez y Carlos El Pibe Valderrama.

Llegar a España era entrar en un mundo diferente, por todo. Desde la comida hasta las costumbre más mínimas, pero el adaptarse está en uno y en el deseo de superación. Mi reto es triunfar allí .

Después de este recorrido, vuelve, aunque sea por poco tiempo, a su país, ya con otra mentalidad, con más madurez deportiva, esa que se aprende a la fuerza de vivir en la soledad, fuera de casa.

Uno como jugador debe mejorar cada vez más, minuto a minuto, segundo a segundo. Eso lo madura a uno como jugador y como persona. Uno no alcanza nunca la madurez plena. Estas experiencias que he tomado me han servido para un futuro, yo se que en lo futbolístico me falta mucho. Soy aún un jugador joven .

En la retina y memoria de los aficionados están las imágenes del juego de Colombia frente a Argentina en las pasadas eliminatorias en el Metropolitano, ganado por el equipo local 2-0, en que Lozano fue titular y la figura del compromiso.

Ahora vuelve buscando un cupo para reemplazar a Leonel o Rincón. Las oportunidades son muchas. Yo he hablado con Hernán y él me dice que siempre que yo esté bien física y deportivamente me va a tener en cuenta. Me preparé con un trabajo intenso y la verdad el profe ha visto el progreso en mi. Por eso me llamó. Ahora me queda es demostrarle .

Este caleño emplea su tiempo libre en su familia. Lo fundamental es mi esposa y mi hijo. Ellos son los que me mantienen sólido .

De vuelta en la Selección sólo encuentra caras conocidas. Aquí todos somos buenos compañeros, pero de pronto con Edinson Mafla es con el que más afinidad tengo. Nos conocemos desde pelaos. Con el único con quien no había compartido un seleccionado es con Osman López .

A pesar de haber recorrido tres países y militado en igual número de equipos extranjeros, no saca de su corazón al que quiere: Deportivo Cali.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.