ARRANCÓ MERCADO DE SABANALARGA

ARRANCÓ MERCADO DE SABANALARGA

Para Henry Núñez, vendedor de verduras desde hace diez años, trasladarse al nuevo mercado de Sabanalarga (Atlántico) resulta por un lado ventajoso, pero por otro desventajoso, porque mientras este es más aseado y cuenta con todos los servicios, también representa iniciarse de nuevo por la reubicación y pagar un mayor arriendo al que daba en el viejo.

18 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Allá, la gente me conocía y sabía dónde comprar las verduras, ya tenía fija mi clientela. Por malo me hacía 70 mil pesos diarios. En cambio aquí, apenas hoy me hice 30 mil, lo cual significa que por los primeros días la cosa va a estar dura , sostuvo Núñez.

Pero mientras al vendedor de verdura le preocupa esto, a Javier Reyes, de carne, le trasnocha la idea que la lluvia que entra por los calados caiga precisamente sobre su expendio, afecte el producto y le genere pérdidas.

Todas estas inquietudes surgieron ayer mientras 350 vendedores se ubicaban en un mucho más cómodo, amplio y limpio mercado que se pone al servicio de los sabanalargueros, un año después de que fuera inaugurado.

La obra tuvo un costo de mil millones de pesos, más una adición de 14 millones para la construcción de una visera que evitará el ingreso de la lluvia al recinto. La firma que la construyó fue Cizalla y Cía.

Las tarifas de arriendo por el espacio van de 10 mil pesos a 40 mil, dependiendo con el espacio ocupado. Un acuerdo del Concejo concedió a los vendedores un descuento del 50 por ciento durante los dos primeros meses, como una forma de facilitar el proceso de adaptación.

El mercado está dotado de agua, luz, teléfonos y otros servicios, como baños, debidamente equipados. Además, el alcalde, Jesús Sarmiento Castaño, sostuvo que a partir de hoy todos buses interdepartamentales y camiones con víveres llegarán al mercado.

Esta también será una medida de saneamiento del antiguo mercado, que traerá además de salubridad, un descongestionamiento del centro de Sabanalarga, con lo que nos proponemos limpiarle la cara , puntualizó Sarmiento Castaño.

De acuerdo con un proyecto vigente, el viejo y hasta ayer sucio edificio donde en hacinamiento trabajaban los vendedores, luego de ser limpiado y remodelado, podrá convertirse en un centro comercial, en el primer piso, y en el segundo un centro cultural.

La capacidad total del mercado es para 400 puestos, los cuales esperan estén copados para finales de este mes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.