Secciones
Síguenos en:
SEMANA POR LA PAZ, UNA PARADOJA

SEMANA POR LA PAZ, UNA PARADOJA

La noticia fue traída por el periodista José Eusebio Medina, que se acercó a Daniel García-Peña, coordinador de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, cuando se hallaba en el costado izquierdo del escenario escuchando a Rafael Urraza, para preguntarle su opinión sobre la masacre de militares en el sur del país.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

La expresión de alegría que se reflejaba el rostro de García-Peña desapareció y la voz de Urraza, que en ese instante coreaba con los cerca de 20.000 espectadores la conocida melodía Yolanda, pasó a un segundo plano.

El país está presenciando la lógica y la dinámica de una guerra totalmente inútil... Estos hechos desafortunadamente tienden a repetirse, mientras no logremos ponernos de acuerdo para terminar la guerra , dijo García-Peña, apenas reponiéndose del impacto que le produjo la noticia.

Minutos después, las caras de perplejidad que dejó el secreteo entre los organizadores del concierto por la paz y los artistas que participaban en él, revelaron el contenido del mensaje.

Qué pudo decir? Esto es una monstruosidad , expresó el cantante argentino Víctor Heredia, al bajar de la tarima, luego de haber entonado: solo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente... , canción obligada en esta clase de conciertos.

Los espectadores que llegaron de todos los municipios de Urabá y que colmaron el estadio José de la Cruz Moya , no tuvieron durante toda la noche noticias del hecho y, si acaso, lo único que por segundos provocó sobresaltos fueron los primeros estallidos de los juegos pirotécnicos que llenaron el cielo de luces multicolores, como los de la guacamaya que sirve de símbolo a la Red de Iniciativas contra la Guerra y contra la Paz, promotora de la Semana por la Paz.

Estoy consternado... Vine aquí el sábado para avanzar en un camino hacia la paz y pasan estas cosas. Creo que son los últimos manotazos del ahogado. Esta semana que comienza tiene que ser eterna. Hay que salir de la simbología y pasar a la práctica , dijo Piero, cuando se aprestaba a subir al escenario para cantarle a Colombia la canción Esperanza, de autoría suya, inspirada en la situación colombiana.

A Piero se le adelantó en su presentación Sergio Velásquez Torres, un niño de nueve años que cursa su tercer año de primaria. El pequeño tomó el micrófono para declamar ante la multitud una poesía cuya última estrofa decía: Vi que la yerba ya no era verde, sino que tenía un color rojo derramado de la sangre de nuestros hermanos. Vi que si enterrábamos un árbol, daba frutos; pero que si enterrábamos humanos, lo único que dejaba era la desolación... Y si vamos como vamos, jamás... jamás podremos conocer la paz! .

La declamación arrancó los aplausos de los urabaenses que se mezclaron en una espacie de complicidad con Sergio: ambos habían vencido sus temores. El, al hablar ante la multitud, y ellos, a la noche, en una región donde el día comúnmente termina a las seis de la tarde .

Voces de protesta Estas son algunas de las reacciones suscitadas en Turbo por los hechos del Putumayo: Ana Teresa Bernal, promotora del concierto: Hoy, más que nunca, esta semana demuestra que hay un país que quiere la vida. Esta es una pelea dura de los desarmados contra los que nos arrastran día a día a la guerra .

León Valencia, de la Corriente de Renovación Socialista: Esto es una guerra loca que da pretexto para fustigar a la población civil .

Gloria Cuartas, alcaldesa de Apartadó: Solo hemos tenido la palabra, no los fusiles, para exigir respeto a la vida. Todo tiene solución si la gente habla y Colombia puede parar la guerra si la guerrilla está dispuesta y si la población civil se organiza para exigir el respeto a sus derechos .

Guillermo Cerén, alcalde de Turbo: No vamos a claudicar, tenemos la terquedad de la búsqueda de la paz .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.