Secciones
Síguenos en:
BELÉN MÁS ALLÁ DE LOS VILLANCICOS

BELÉN MÁS ALLÁ DE LOS VILLANCICOS

...Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; porque de ti saldrá un guiador, Que regirá a mi pueblo Israel. San Mateo (2 6)

Desde hace más de veinte siglos, todos los años, por esta época, el mundo cristiano celebra el nacimiento del hijo de Dios, la Navidad.

Como diría un sacerdote, es deber de todo buen cristiano saber que el acontecimiento ocurrió en Belén. Lo que no muchos conocen son las leyendas y tradiciones de la pequeña población donde, en una humilde gruta, vino al mundo Jesús.

A ocho kilómetros de Jerusalén, la capital israelí, sobre la colina judía está Belén, nombre que significa Casa del pan , como un reconocimiento a la fertilidad de los valles y a la riqueza de los bosques de olivos que rodean a la población.

Su monumento religioso más representativo es la Basílica de la Natividad, construida en el sitio donde Jesús nació. En su sótano los visitantes pueden apreciar la losa de mármol incrustada en el piso que ostenta la inscripción: Aquí el verbo de Dios se hizo carne .

Construida por el emperador Constantino en el año 325 D.C., es una de las más antiguas iglesias de la cristiandad. La Basílica fue levantada como una ciudadela custodiada por un sistema de defensa, debido a la historia violenta que siempre ha acompañado a la Tierra Santa.

Cada Navidad, la Basílica se convierte en el sitio más visitado por los cristianos de todo el mundo. Pero, además, existen otros sitios de interés religioso en Belén.

De acuerdo con la tradición, la Gruta de la leche fue el lugar donde la familia Santa se refugió antes de emprender su huida hacia Egipto, para escapar de los asesinos enviados por Herodes.

El sitio, ubicado a pocos metros de la Basílica, se destaca por su piedra blanca y suave que, según la leyenda, tuvo origen en una gota de leche caída mientras María alimentaba al Niño.

Aunque no se ha establecido el origen de esta leyenda, sí se sabe que hacia el siglo IV ya había una capilla en el lugar.

La historia legendaria dice además que, por los tiempos de las Cruzadas, la piedra blanca de la gruta tenía poderes curativos, en especial para las madres que amamantaban, quienes solían triturar trozos para tomarlos diluidos en sus bebidas.

Muchos pedazos de piedra bendita, extraídos por los peregrinos de las paredes de la gruta, todavía se conservan en algunas iglesias europeas, en donde se los reverencia como si fueran la leche de la Virgen .

En el siglo XIV, la orden de los franciscanos adquirió el sitio y en 1872 construyó una capilla que aún permanece en pie.

La iglesia de Santa Catalina, construida por los franciscanos en 1882 sobre las ruinas de otro antiguo templo, es la sede desde donde se celebra la tradicional Misa de Gallo, que es trasmitida por la televisión israelí en nochebuena a todo el mundo.

En el sótano de la iglesia hay unas escaleras que descienden a un complejo de capillas y galerías subterráneas. En uno de los extremos hay otras escaleras que conducen a la Gruta de la Natividad.

La celebración Los peregrinos que van en época decembrina a la Tierra Santa, se encuentran con una celebración navideña con matices muy propios.

Religiosos de la región afirman que la Navidad en Israel es más espiritual que comercial, tiene una atmósfera más austera, alejada del brillo y la ostentación de la celebración occidental y se concentra más en el verdadero significado del nacimiento de Cristo.

Es muy común, que el festejo comience en la tarde del 24 de diciembre con un desfile de jóvenes boy scouts, que pertenecen a las organizaciones eclesiásticas locales.

Generalmente, en poblados grandes como Belén, la misa es oficiada con la combinación de los idiomas árabe, francés, inglés y latín. La música, que puede ser de orquesta o coral, está compuesta con la mezcla de sonidos locales y clásicos.

Junto con Jerusalén, Belén es sede de la Asamblea Internacional de Coros Navideños en la que participan cantores de todo el mundo, quienes entonan sus repertorios en la Plaza del Pesebre, que está frente a la Basílica de la Natividad.

Con el lema de Jerusalén 3.000 , este año se celebrarán los tres milenios que lleva la ciudad como capital judía, al ritmo de coros de Indonesia, Taiwan, Corea del Sur, Singapur, Finlandia y Estados Unidos.

Este acto es solo uno de los acontecimientos artísticos que enmarcan las celebraciones, como una extensión de la tradición musical de Israel que se remonta a los tiempos bíblicos, cuando los músicos gozaban de amplio prestigio y respeto dentro de la comunidad.

Las cenas navideñas están compuestas por platos tradicionales del medio oriente. Estas, generalmente están acompañadas del fuego de leña que ayuda a disipar el frío del invierno que acompaña esta época y dura desde noviembre hasta marzo.

Algunas recetas que hacen parte del menú son: albóndigas de cordero en salsa de brandy, sopa de verduras con aceite de oliva, halibut un tipo de pescado frito con salsa de perejil y sorbetes de fruta.

Son famosos los aguacates israelíes que sagradamente acompañan las mesas de Navidad, junto con una variedad de frutas y vegetales cultivados orgánicamente y que también son exportados a diversas partes del mundo por su calidad.

DATOS VITALES Los peregrinos que visitan Tierra Santa pueden llevar consigo de recuerdo la medalla conmemorativa de Belén, emitida por la Corporación Gubernamental de Monedas y Medallas. En su dorso hay una vista panorámica de la población en la que se destacan las prominentes cúpulas de sus iglesias, y en la parte inversa está el pastor David tocando su arpa.

Otro de los recuerdos son las golosinas navideñas de chocolate envueltas en papeles de colores, que sirven para adornar el también famoso arbolito. Aunque sus recetas son europeas, los chocolates son producidos en Israel y encierran el sabor de la Tierra Santa.

Y para los que quieran dar un presente made in Israel pero sin haber pasado por allí, desde 1992 las autoridades postales de Israel crearon un servicio internacional que se encarga de enviar tarjetas de Navidad desde la población. Los usuarios solo deben mandar los datos del destinatario y los propios, junto con el monto de la tarjeta o estampilla que deseen obsequiar.

Para ir a Israel los colombianos no requieren visa, solo necesitan el pasaporte. En calidad de turistas solo se puede estar un máximo de tres meses. Estos trámites estarán vigentes hasta cuando se haga oficial la entrega de los territorios ocupados a las autoridades Palestinas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.