Secciones
Síguenos en:
UN BELÉN DE CARNE Y HUESO

UN BELÉN DE CARNE Y HUESO

Desde que comenzó la Novena de Aguinaldos, una Navidad de carne y hueso se anidó en el corazón de Aguachica, en el sur del Cesar. Todas las noches, 200 jóvenes pastores, la Virgen María, San José y los Reyes Magos, se dan cita en las casitas construidas en madera, que conforman la réplica del pueblo en el que nació Jesús.

Se trata de un pesebre natural que se construyó para celebrar de una manera original, las fiestas navideñas. Además, los aguachiquenses aspiran a ganarse el Concurso Nacional de Pesebres, convocado por la Presidencia de la República.

Belén se encuentra en el parque San Roque, tiene una extensión de 7.600 metros y está escenificado por los vecinos del municipio.

Su costo fue de 2.500.000 pesos, aportados por la administración local, la Policía, el comercio y organizaciones no gubernamentales de la región.

Dentro de los elementos que lo componen se destacan 12 casas de madera de dos metros de ancho por dos de alto y techo de paja.

Están distribuidas alrededor del parque y son utilizadas como albergues por los jóvenes pastores.

Todo es natural. Los habitantes querían hacer algo fuera de lo común y por eso llevaron de sus propios corrales, dos burros, cabros, piscos, tortugas y pollos, para acompañar a los históricos personajes.

El niño Dios es caracterizado por un bebé de un mes de nacido.

Los 4.000 aguachiquenses se congregan desde el sábado, día en que se inició la Novena, para disfrutar de su pesebre real.

A los oficios religiosos, sin falta, se presentan además, el alcalde Luis Fernando Rincón López, quien junto con el comandante de la Policía, Capitán Raúl Jaramillo, tararean los villancicos, que entonan los miembros del coro de la Casa de la Cultura.

Es una réplica ecológica que fue organizada en diez días con la colaboración del padre Rómulo César, la Asociación de Artes Plásticas del municipio, el grupo ecológico, Verde Aguachica Te Quiero Verde y la Casa de la Cultura.

Con la coordinación de monseñor Leonel Pineda, se exhiben también en el pesebre, figuras elaboradas en icopor y adornos con luces de colores.

La tradición navideña, simbolizada en el nacimiento del Niño Dios, cobra vida por primera vez en Aguachica, respondiendo al entusiasmo ciudadano.

En desarrollo del concurso organizado por la Presidencia de la República, se entregará como premio, al mejor pesebre del país, un parque para el municipio ganador.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.