Secciones
Síguenos en:
EL TIEMPO :

EL TIEMPO :

Bogotá. diciembre 13 de 1995 Hernando Gómez Buendía País asombroso. Primero se toma la decisión y después se abre el debate. Tras un proceso estudiadamente ceñido a la letra de la ley, el juez natural decide que ni siquiera hay mérito para investigar al señor Presidente. Y luego nos invitan por generosidad (así la llamó Cancino) a debatir un fallo que ya es inapelable. Ese debate público -si faltara redondear- comenzará en la última sesión de una Cámara congestionada y ruidosa, al tiempo exacto en que empiezan las fiestas zanahorias y las vacaciones proletarias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.