Secciones
Síguenos en:
CAPTURAN A HERMANA DE GISSELE JALLER

CAPTURAN A HERMANA DE GISSELE JALLER

Cuando diligenciaba el pasaporte con el fin de viajar a Estados Unidos, en donde se proponía vacacionar desde la próxima semana, Rolla Jaller Jaboour, la mujer cuya identidad fue utilizada por su hermana Giselle para estafar al Ejército en más de 400 millones de pesos, fue capturada en Bogotá por miembros del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

La retención de Jaller se produjo ayer a las 10:30 de la mañana cuando Jaller Jaboour, elegantemente vestida, pedía el pasaporte para ella y dos de sus hijos, ambos menores de edad, en el Ministerio de Relaciones Exteriores, sección de Pasaportes, cuyas oficinas están ubicadas en la calle 100 con carrera 17, al norte de Bogotá.

Voceros del DAS aseguraron que, a raíz de la orden de captura emitida por la Fiscalía 188, funcionarios de Extranjería de la Cancillería dieron aviso inmediato al DAS, que procedió a retenerla.

Jaller se encontraba en ese momento con sus dos hijos y una pariente, que se llevó a los menores de edad mientras la capturada era conducida a la sala de detenidos del DAS, en el sector de Paloquemao.

Allí la Fiscalía la mantuvo hasta ayer en la noche, cuando ordenó su traslado hacia la cárcel del Buen Pastor.

Una hermana por otra El nombre de Rolla Jaller Jabbour, atractiva mujer de origen libanés, salió a la luz pública en octubre pasado, vinculado a una estafa al Ejército.

Jaller se ganó un contrato para venderle al Ejército equipos de campañas. Sin embargo, el Estado la investiga asegurando que cobró el dinero y jamás entregó la mercancía.

Precisamente por este hecho fue capturada, pues su nombre figura como el de la representante legal de la firma Inter Terra S.A., entidad a la que el Ministerio de la Defensa le giró algo más de 444 millones de pesos por un contrato. La plata se cobró, pero nunca el Ejército le entregaron la mercancía que había adquirido, señalaron voceros del DAS.

En esa ocasión, octubre 3 de 1994, habría recibido la primera parte de los 444 millones 889 mil 950 pesos que le entregó el Ejército, manifestaron voceros oficiales. El resto lo recibió el 12 de diciembre. El monto total del contrato era de 889 millones 739 mil 900 pesos.

Sin embargo, Rolla Jaller nunca hizo estas transacciones. Los negociados los realizó Giselle, quien usó el nombre de su hermana Rolla para eludir a las autoridades, que la buscaban por las presuntas estafas a varios bancos.

Por esta razón, dijo Rolla ayer a las autoridades en el momento de la detención, presentó una denuncia en contra de su hermana Giselle, aunque voceros del DAS señalaron que por ahora no ha aparecido ningún rastro de dicha demanda.

Sin embargo, la investigación se sigue para establecer cuál de las dos mujeres cobró el dinero o si hubo alguien más vinculado a los hechos.

Negociación detenida La Fiscalía investiga si es cierto el hecho de que la falsa Rolla por poco se alza con otro medio millón de dólares en una segunda negociación y con algo más de dos millones en otra, detenida oportunamente por el Ministro de Defensa, según dijo la revista Semana.

Según la denuncia, la libanesa logró todo esto utilizando una identidad falsa, porque en 1990, tres años antes de obtener el primer contrato, había sido condenada por un fraude a dos bancos, lo que le significó una condena a 51 meses de prisión, que gracias a su cambio de identidad jamás pagó .

Al ser interrogado sobre la presunta estafa a través de una licitación, el general Camilo Zúñiga Chaparro, comandante de las Fuerzas Militares, dijo: Efectivamente fui presidente de una junta de licitaciones, pero en ningún momento, particularmente, yo seleccioné ni adjudiqué, ni contraté, sino que todas esas cosas se hacen a nivel del Ministerio de la Defensa, que es el que tiene en realidad un comité jurídico que evalúa el contexto de las contrataciones, adjudica y suscribe los contratos . Agregó que cualquier cosa que haga una junta de licitación, que no es el deseo del presidente presidirla, es distinto a decidir. Se elige por votación y es en realidad el Ministerio de la Defensa el que decide, adjudica y contrata. La junta solo hace sugerencias , aseveró.

En el momento de la adjudicación del contrato, Zúñiga presidía la junta de licitaciones del Ejército en su calidad de segundo comandante de la Fuerza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.