Secciones
Síguenos en:
EL CÓDICE MORO

EL CÓDICE MORO

Doña Luce López Baralt es una historiadora portorriqueña que por muchos años y gracias a espléndidas becas de universidades norteamericanas se ha dedicado a estudiar la influencia árabe en España. Políglota --habla el árabe, persa, hebreo, arameo y otras tantas lenguas entre vivas, muertas y dormidas--, ha rastreado en sus lenguas originales textos que le han permitido escribir libros de una erudición y una exclusividad como El sufismo y San Juan de la Cruz o Huellas del Islam en la literatura española. Ahora ha publicado bajo el título de Un Kamasutra español el descubrimiento de un códice erótico escrito por un autor moro anónimo.

Lo interesante es que este autor morisco español --expulsado de la península en 1609 por el célebre decreto de Felipe II-- ha compuesto el más extraordinario tratado erótico de las letras españolas del siglo de Oro y como recalca la historiadora López Baralt y aún de toda la cultura europea de aquel tiempo .

El placer sexual entendido como un anticipo del paraíso y la equipación del acto amoroso a la plegaria son nociones que nunca hasta entonces habían encontrado acogida en las lenguas de occidente. Naturalmente que el autor no aprueba las perversiones, él busca tan solo el placer conyugal. Que las varias esposas del varón busquen y deseen el placer pues eso es bueno en su sentido moral. Para lograrlo escribe ese códice de pormenores para la felicidad en el tálamo nupcial. También es sumamente interesante que este moro anónimo no renuncia a su cultura española sino antes bien lo demuestra a cada paso y es así como en el códice están entreverados sonetos de Lope de Vega, suratas coránicas, citas de Algazel, Garcilaso, Góngora, Quevedo y Ahmad Zarruq.

En el libro, su autora aprovecha para hacer un análisis exhaustivo sobre el comportamiento erótico en Occidente y en el Islam. De todos modos este libro constituye una de las lecturas mas insólitas que se puede tener entre nosotros porque parte de un supuesto completamente distinto en el que nos hemos formado. Si uno piensa en la parte de Cien años de soledad en la que Fernanda del Carpio va a su primera noche de bodas con un balandrán y que uno de los José Arcadios, el que le corresponde, dice: Es lo mas obsceno que he visto , se ve la distancia sideral que separa nuestra actitud tradicional y la que preconiza este moro anónimo del siglo diecisiete.

Como una lectura llama a otra tengo que mencionar una de esas lecturas de infancia --cuando uno leía novelas apetitosas sin importarle demasiado el estilo, y cuando todavía la omnipresente televisión no se había apoderado de los hogares-- me refiero a La gloria de don Ramiro del escritor argentino Enrique Larreta. Una novela un tanto olvidada. Como en un ensayo Margarita Yourcenar nombraba la novela de Larreta como una de sus lecturas de infancia imborrables volví a ella a ver qué era lo que había encontrado la autora francesa, una de mis grandes admiraciones. Y sí, ahí estaba esa España de Felipe II con su inquisición, sus místicos y su intolerancia. En la obra, un fraile, confesor de don Ramiro, un hidalgo empobrecido, le obliga a que espíe a los moros recién vencidos y que todavía estaban en gran número en la península. Una linda morita se enamora del joven Ramiro y este conoce no sólo los placeres de la carne sino también los del aseo.

Se baña en una tina con esencias aromáticas y, peor aún, lo disfruta. Al final asocia todos esos refinamientos con el pecado y con un complot satánico para perder su alma. Denuncia a la joven mora a la inquisición y cuando ésta es quemada viva en la hoguera, Ramiro, al presenciar el espectáculo, exclama: Gracias santa inquisición por salvar mi alma .

Así se pensaba en la España donde este moro anónimo escribía su códice erótico.

Lástima que sepamos tan poco de los moros y su cultura. Parece que en la península hay en este momento un gran interés por ellos pero entre nosotros hay que reconocer que nunca hubo muchos moros en la costa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.