LA NUEVA MONEDA :

31 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Señor Director La propuesta de cambiar nuestro viejo y devaluado peso no puede ser más oportuna cuando se ha rebasado la barrera de los 1.000 pesos por dólar y ya no caben tantos ceros en las calculadoras, registradoras, cheques ni billeteras. La coyuntura económica no puede ser más oportuna por las divisas de apertura, el petróleo, la devaluación estancada y la existencia de la Junta del Banco de la República como instrumento independiente y sano en el control de la moneda, que así pueda llamarse nuevo peso, cóndor, colombo, andino o lo que sea, aliviará definitivamente el peso de tantos ceros.

Ronald Suárez Enciso Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.