Secciones
Síguenos en:
160 CHEQUES PARA EL GOBIERNO

160 CHEQUES PARA EL GOBIERNO

En forma creciente, muchas empresas del país --sin importar su tamaño-- incluyen en su organigrama una dependencia que maneje sus relaciones con las distintas entidades del Estado: nacionales, departamentales y locales. La tramitomanía es conocida y criticada por todos y son varios los intentos hechos por el Gobierno y los particulares para enfrentar el problema y también, evidentes los fracasos: el Comité para la Racionalización de la Gestión Pública, el Comité para la Desburocratización y, más recientemente, Colombia Eficiente.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Pero el problema trasciende el mero trámite y las colas para obtener determinados documentos en las ventanillas oficiales.

Hay una relación económica entre las empresas y el Estado, que además de afectar significativamente la estructura financiera de las firmas, está atada directamente a la ineficiencia de la gestión pública e influye en el comportamiento interno de las entidades.

En una de las empresas editoriales más importantes del país, el tiempo utilizado en realizar una gestión ante el Gobierno es 2.5 veces mayor que el gastado en las relaciones con los particulares. El cronograma de actividades se cumple en un 60 por ciento en las dependencias que tienen que ver [cc12p3]con el Gobierno, en aspectos como contratos, trámites en materia de impuestos y relaciones con las autoridades de tránsito. Los 160 cheques Las empresas deben hacer al Estado una serie de pagos por distintos conceptos, los más importantes de los cuales son los impuestos nacionales y municipales, las cargas parafiscales y la prestación de servicios.

Son los casos generales, no particulares, en el entendido de que distintos sectores tienen distintas contribuciones y gestiones específicas ante organismos oficiales, como es el caso de los hoteles, los constructores y los bancos.

Una empresa localizada en la zona industrial de Bogotá, 280 trabajadores directos y una sucursal en Barranquilla con 26 empleados, debe girarle al Instituto de Seguros Sociales (ISS) un total de 24 cheques al año por aportes, 13 por ciento del valor total de su nómina.

Cada mes debe aportar al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) el tres por ciento de su nómina: 12 cheques.

A la Caja de Compensación Familiar debe girar el 4 por ciento de su nómina y al Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), el 2 por ciento, en un solo cheque mensual. Pero como en Barranquilla la Caja de Compensación es distinta de la de Bogotá, se dobla el número de cheques a 24. Dividir los pagos en este caso facilita la gestión ante la seccional del Sena.

Cada 30 días, la empresa gira los anticipos por retención en la fuente y bimensualmente debe consignar el IVA. Las cuotas del impuesto de renta son tres. Sus relaciones normales con la Administración de Impuestos implican un mínimo de 21 cheques al año, a los que ahora se agrega uno por efecto de suscripción de los Bonos de Financiamiento Especial.

El pago del impuesto predial causó pagos en ambas ciudades por una sola vez, ya que la empresa decidió hacerlo en su totalidad. En el caso del impuesto de industria, comercio y avisos giró un cheque en Barranquilla y tres en Bogotá: el 20 de mayo, el 19 de agosto y el otro deberá girarlo antes del 23 de noviembre.

Por la prestación de los servicios de agua, energía y teléfono hizo 24 pagos en Bogotá e igual número en Barranquilla, para un total de 48 cheques. Si la sucursal estuviera en Bogotá, también debería hacer los mismos pagos, porque las fechas de corte son distintas.

Adicionalmente, giró cinco cheques por derechos notariales, cinco a distintos bancos por impuesto de timbre nacional, 10 por trámites y pago de impuestos de vehículos, dos a la Beneficencia de Cundinamarca y uno por afiliación a la Superintendencia de Sociedades.

Son los casos de pagos directos al Eatado, porque adicionalmente ha suscrito 16 pólizas de seguros con compañías particulares para que el Estado le crea en aspectos como devolución de impuestos, seguros de tránsito y juzgados.

Mientras los contribuyentes se sienten cada día más acosados por el trámite y la exigencia de cumplir fechas para el pago de sus obligaciones con el Estado, ocurre una reestructuración de las distintas entidades del Gobierno: Ministerios de Desarrollo, Agricultura, Comunicaciones y Trabajo y Seguridad Social, Planeación Nacional, Sena, ISS e Inravisión, entre otras. Pero todas las reformas son hacia adentro. Nada hacia los ciudadanos.

Quién podrá defendernos? , preguntó el gerente de la empresa de la zona industrial de la Sabana, antes de recibir una citación de la Oficina del Trabajo para atender una demanda de un trabajador que fue despedido.

La oficina de relaciones con el Gobierno (a la que no le ha dado nombre definitivo) cuenta con dos abogados, un asesor externo, un contador, un experto en asuntos de tránsito, un tramitador, dos secretarias y tres mensajeros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.