'El sistema integrado, más dudas que certezas'

'El sistema integrado, más dudas que certezas'

Por cuarta vez, y luego de reiterados aplazamientos, el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que pretende organizar el transporte en la ciudad, empezará a rodar con 13 rutas, en mayo del próximo año, de manera gradual.

28 de septiembre 2011 , 12:00 a.m.

Así, lo aseguró el gerente de TransMilenio, Fernando Páez, que con la entrega de la Fase III del sistema (calle 26 y carrera 10a.), podrá poner en marcha, sin más retrasos, el SITP.

"La primera fase del sistema, aunque no la notarán los bogotanos, empieza en marzo, cuando salgan por las troncales de la 26 y la 10a., los primeros articulados", señaló Páez.

Las rutas, los operadores, la firma encargada del recaudo, parte de la malla vial y hasta los buses (que serán lo mejor de la flota actual), están listos, según el Distrito.

Lo único que falta, agregó Páez, será iniciar en diciembre una fuerte campaña masiva para explicarle a la gente el cambio que va a vivir, fijar la tarifa y el tema de la señalización, que será asumido por TransMilenio, en una primera etapa.

Expertos en movilidad ven con buenos ojos el nuevo aplazamiento, pues aseguran que la ciudad no está preparada para iniciar el SITP este año. Sin embargo, algunos dudan que en este plazo la ciudad esté preparada para este cambio, pues el sistema "está más lleno dudas que de certezas".

Cuestionan, por ejemplo, cómo se asignó la licitación del sistema de recaudo de pasajes, sin tener establecida cuál será la tarifa. "No es claro aún cómo se va a distribuir ni cuánto le va a quedar a la ciudad", dijo Fernando Rojas, profesor y experto en Movilidad de la Universidad Javeriana. En el Distrito se ha estudiado que sea la misma que tiene hoy TransMilenio, 1.700 pesos, más 400 de recargo, por transbordo, pero aún no hay certeza, pues esta decisión dependerá directamente de la alcaldesa.

Otro de los puntos cuestionados es la falta de claridad en el número de buses que necesita el SITP y cómo se va a cubrir la demanda de los que deben salir.

Según Fernando Rey, profesor de la Universidad Santo Tomás, el sistema debe tener hasta 12.000 buses, si no de nada servirá. La cultura, el tema urgente Para otros expertos, lo preocupante es que serán los mismos buses que ya tiene hoy Bogotá los que prestarán el servicio. "No va a haber una mejoría en emisión de gases. Mantener buses contaminantes es una irresponsabilidad", criticó Gerardo Ardila, del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional. El decano de la facultad de ingeniería de la misma institución, Diego Hernández, señaló la importancia de que arranque cuánto antes, pero aseguró que hace falta conocer cómo se va a integrar con el metro, los taxis y aún no se sabe cuál será la solución para la Boyacá y la 68.

La tarea urgente de la ciudad, para los expertos, es la divulgación. "La cultura ciudadana requiere más tiempo y meses de estrategias con la comunidad", dijo Ricardo Montezuma, director de Ciudad Humana. Sino se trabaja en este tema, podrían repetirse las mismas filas que se presentan en TransMilenio. Aunque el impacto es inevitable, la idea será no repetir lo mismo que ocurrió en Santiago de Chile, cuando la ciudad colapsó ante la falta de información

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.