LA GUERRILLA ATACÓ Y SE TOMÓ A PEQUE POR CUARTA VEZ

LA GUERRILLA ATACÓ Y SE TOMÓ A PEQUE POR CUARTA VEZ

Heridos y con quemaduras en el rostro y el cuerpo fueron llevados en helicópteros desde Peque hasta Medellín los tres policías heridos el miércoles en la noche durante el ataque de guerrilleros de las Farc a ese pueblo antioqueño, perdido en las estribaciones de la cordillera occidental.

30 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Es la cuarta vez que este pueblo de unos 10.000 habitantes es atacado por la guerrilla, que se ensaña contra las dependencias oficiales. En el sector opera el Frente 38 de las Farc, que se habría unido a otras cuadrillas para realizar la incursión en la que tomaron parte unos 50 subversivos.

En la población había 17 policías al mando de un oficial y un suboficial, quienes durante más de siete horas defendieron el comando de la población, el cual terminó incendiándose por la acción de las granadas y cohetes lanzados por los subversivos. Estos hicieron los primeros disparos hacia las 11 de la noche y se retiraron pasadas las 6 de la mañana.

El cuartel de Policía y la sede de Empresas Departamentales de Antioquia (EDA), que presta el servicio de comunicaciones en la población, quedaron destruidos. Sin embargo, fueron las únicas edificaciones afectadas seriamente, a pesar del numeroso grupo de guerrilleros que participó en el ataque, de acuerdo con testimonios de los policías heridos. Son ellos, Edgar Trujillo Betancur, Bernardo Alberto Monsalve y Luis Albeiro Rendón Pérez. Los impactos que alcanzaron locales y residencias vecinas al comando, provocaron daños leves.

La interrupción de las comunicaciones, sumada a la lejanía de Peque a 226 kilómetros de Medellín y a las condiciones topográficas y climáticas que dificultaron el acceso al lugar, impidieron conocer los detalles de la incursión subversiva.

El comandante de la Policía Antioquia, coronel Guillermo Vega Carrillo, estuvo al frente de los refuerzos, transportados a la Población en horas de la mañana. Soldados de la IV Brigada también fueron desplazados al lugar por tierra y aire para restablecer el orden y mantener la tranquilidad.

Hacia las horas del medio día de ayer lograron arribar a la localidad las tropas y personal de contraguerrilla de la Policía, quienes emprendieron la persecución de los sediciosos, sin que hasta el momento se hayan registrado enfrentamientos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.