NO HAY PLATA PARA SUBSIDIAR EL AGRO

NO HAY PLATA PARA SUBSIDIAR EL AGRO

El Gobierno no tiene plata disponible para cumplir con el programa de subsidios que les prometió a los agricultores. (VER GRAFICA: INSTITUTO DE MERCADEO AGROPECUARIO IDEMA, UTILIDAD O PERDIDA DE 1970 A 1995. VER CUADRO: EN QUE SE PERDIO LA PLATA DEL IDEMA))

30 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

El Instituto de Mercadeo Agropecuario (Idema) presenta un déficit de 65.336 millones de pesos, generados por pérdidas en las operaciones de comercialización, carga pensional y una oleada de demandas laborales. En la actualidad, todos los negocios del organismo generan pérdidas.

La junta directiva de la entidad le presentó al Consejo Nacional de Política Económica y Social un documento para su estudio y aprobación, en el que se propone trasladarle a la Nación el monto total de las pérdidas del instituto y le solicita al Confis levantar el rezago financiero por 10.500 millones para el Fondo de Compra de Cosechas, con el fin de poder continuar con el programa de subsidios a través de mecanismos de compensación. Sin embargo, este no ha sido analizado.

El gerente del Idema, Jorge Luis Támara Olmos, dijo que la única manera de salvar a la entidad es dándole los recursos de presupuesto que requiere para cumplir la función social que le encomendó la ley, la cual tiene costos superiores a 50.000 millones de pesos anuales.

La ministra de Agricultura, Cecilia López, dice que una entidad que compra productos caros para favorecer a los agricultores y los vende a menor precios para beneficiar a los consumidores, está condenada a quebrase. La funcionaria insiste en que el Idema tiene que dejar a un lado la compra de cosechas para convertirse en un instituto administrador de subsidios. Sin embargo, la finanzas de la entidad indican que esto tampoco se puede hacer porque no hay recursos.

Los agricultores dicen que con la quiebra del Idema, el sector tendrá menos posibilidades de competir en el mercado, ya que quedan expuestos a los bajos precios de los productos internacionales altamente subsidiados por sus países de origen.

El último plan de subsidios es el que se está ejecutando con la cosecha de arroz del Meta y Casanare, donde se otorga una compensación a los industriales que compren la producción nacional a precios razonables para los agricultores, a fin de que cubran los costos de secamiento y almacenamiento del producto. La inversión asciende a 8.000 millones de pesos.

Crítica situación El instituto pasó de ganar 1.674 millones de pesos en 1991 a producir pérdidas por 93.365 millones de pesos el año pasado, vigencia durante la cual dejó deudas sin pagar por 61.549 millones de pesos, a agricultores, proveedores y bancos.

El presupuesto del Idema para 1996 es de 183.575 millones de pesos. Sin embargo, buena parte de estos recursos se destinaron para pagar las deudas del año pasado, lo que indica que los planes de inversión de esta vigencia se encuentran rezagados. Asimismo, los ingresos por venta de inventarios de productos serán inferiores a los programados inicialmente, debido a problemas de calidad, cantidad y precios.

El desembolso del 60 por ciento de los aportes que la Nación debía entregarle este al Idema, es decir, 16.819 millones de pesos se aplazaron para 1997, en tanto que el otro 40 por ciento fue programado para el segundo semestre de este año.

Támara dijo que las circunstancias actuales han llevado a agotar las fuentes de recursos propios del instituto, al punto de que, en el corto plazo, no se podrá atender el pago de la deuda, la nómina, los servicios públicos y las mesadas de los pensionados.

Corrupción continuada El gerente del Idema denunció la existencia de corrupción continuada, la cual fue descubierta tras la realización del inventario final de productos y bienes de la entidad.

Cuando se conoció el volumen real de granos en poder del Idema, se detectó que este no coincidía con lo registrado en los libros. En María La Baja (Bolívar), por ejemplo, se perdieron 280 toneladas de arroz. Nadie da razón del paradero de dicho cargamento. Esto ya está en investigación .

Támara aseguró que este volumen de producto se perdió a lo largo de varios años. El faltante era tapado con el grano que se recibía de las cosechas siguientes. Así, nadie se daba cuenta de que faltaba arroz .

El funcionario dijo que en 15 días se obtendrá un dato final sobre los faltantes, una vez termine el inventario en todo el país. Aseguró que el instituto trasladará la investigación a las autoridades correspondientes para que se establezcan las responsabilidades. Por eso es que el Idema debe acabar con el manejo de productos físicos , señaló Támara.

El mercadeo social sigue El gerente del instituto dijo que no se desmontarán los programas de mercadeo social, los cuales se realizan a través de las tiendas comunitarias, los mercaplazas, las lanchas y los furgones móviles, donde se expenden productos alimenticios a bajos precios.

Aseguró sin embargo, que el hecho de que el Idema suspenda la compra de productos físicos, implica necesariamente una reducción en la planta de personal. La propuesta de reestructuración presentada por las directivas incluye el retiro de 300 personas más, es decir, que la nómina bajará de 1.322 a 1.022 empleados. Para ello se diseñó un plan de retiro voluntario, al cual se acogieron 80 personas, es decir, que aún queda por resolver la situación de 220 empleados más.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.