Secciones
Síguenos en:
SI VA POR CARRETERA, VIAJE EN CARAVANA

SI VA POR CARRETERA, VIAJE EN CARAVANA

Las escenas de viajes en caravana, en las películas de vaqueros estadounidenses, dejan ver los beneficios del desplazamiento por esta modalidad.

Por un lado, las carreteras colombianas sufren el mismo estado de desprotección que el de las praderas del lejano Oeste del siglo pasado; solo que, a diferencia de indios Navajos, hay antisociales navajeros.

Ante tal panorama, la respuesta no debe ser evitar el viaje, ni mucho menos preferir la vía aérea, en vista de sus onerosos costos.

Luego, el camino debe ser la conciencia del grupo, es decir, viajar acompañado o armar paseo con familiares o amigos.

Cómo hacerla Según Julio Eduardo Barriga, gerente de Vehiclub, el número ideal de carros que deben componer una caravana es de 2 a 4, por la facilidad de obtener rápido consenso en las tareas durante la ruta.

Lo primero que debe hacer el grupo es un plan de ruta, que incluya, con mapa en mano, las escalas para descansar, tomar refrigerios, sitios de pernoctada (si el camino hacia el destino es largo), y un presupuesto por cada uno de los viajeros.

En segundo término es conveniente hacer una revisión de documentos, tales como las tarjetas de propiedad de los automóviles, los seguros obligatorios al día, el certificado de movilización y que las licencias de conducción se encuentren en regla.

Lo ideal es llevar fotocopias de tales documentos, para evitar la pesadilla de una pérdida, en adición a la tarjeta de afiliación a un club de automovilismo.

En cuanto a la licencia de conducción cabe decir que, por automóvil, debe haber una persona hábil para manejar, además del chofer, pues así se pueden hacer relevos en la ruta.

En tercer lugar hay que contar con el equipo de carretera completo y, en cuanto a la llanta de repuesto, debe ser la mejor de las cinco, pues es la última alternativa en caso de una pinchada, contrario a lo que normalmente se hace, que es dejar la menos peor del juego de llantas viejas.

Una vez se tengan estos prerrequisitos, se debe hacer el alistamiento del carro con ocho días de anticipación, para alejar cualquier duda mecánica.

Qué llevar y qué no La política que se debe implementar en este aspecto es, más allá de cargar lo estrictamente necesario, se debe llevar menos de lo necesario.

En el habitáculo se debe evitar maletas, botellas y cualquier tipo de objeto que quede suelto, pues en caso de accidente pueden lesionar a los ocupantes.

En consecuencia, se debe llevar el mapa de rutas, agua en envase plástico para beber, una toalla de manos y la bayetilla del carro.

En el baúl vale la pena echar una correa de motor, papel higiénico y todo el equipaje, salvo la pañalera, en caso de que se viaje con niños de brazos, que a su vez deben ir firmemente asegurados en la silla especial.

Finalmente, hay que empacar de manera que la carga quede distribuida con lo más pesado y voluminoso abajo y lo liviano encima, siempre teniendo en cuenta que no se altere la estabilidad del vehículo.

En la ruta Es conveniente elegir un encargado de la música, para liberar de esa responsabilidad al conductor.

En cuanto a las reglas de la caravana, se debe evitar manejar bómper contra bómper, pues en caso de una frenada fuerte e inesperada, el choque será seguro.

Por otra parte, quien debe encabezar el grupo es aquél que tenga mayor conocimiento de la ruta y máquina más potente, y quien cierre el pelotón debe ser el que sea más hábil frente al volante. En la mitad se deben colocar los demás.

Así como el primero siempre debe estar pendiente de los de atrás, los de la mitad deben fijarse en lo que hacen el que va adelante y el que va atrás; asimismo, el de atrás cuida a los de adelante.

En caso de que alguno se rezague hay que disminuir la velocidad y pasarlo a uno de los puestos intermedios, para que vuelva a coger el ritmo de la ruta.

Si no se cuenta con radio intercomunicador de banda ciudadana, se puede elaborar un código de señales, por ejemplo, si se desea hacer una parada, se encienden las luces de parqueo, para avisar a los de atrás y se hace cambio de luces para avisar al de adelante.

De igual manera, el carro que va adelante le puede indicar con la direccional derecha a los de atrás que adelantar un camión es seguro y con la izquierda, que no se puede sobrepasar el obstáculo.

Por último, recuerde que más de cuatro horas de manejo seguido afecta la reacción ante las eventualidades del camino; luego las escalas deben planearse de acuerdo con esta condición.

Además, por seguridad, visibilidad y efectividad de los reflejos, evite transitar de noche.

Disfrute la compañía Para María del Pilar Vargas, directora de la revista del Automóvil Club de Colombia, las caravanas de vehículos de amigos o conocidos es una alternativa para recorrer casi el mundo entero.

Este ingrediente, afirma la directora, asegura en gran parte el espíritu de alegría y fiesta que conlleva un paseo.

Además, garantiza en muchos caso la seguridad de todos sus integrantes. La camaradería, la solidaridad ante una eventualidad en el camino, compartir las diferentes emociones del viaje, experimentar las sólidas sensaciones que el grupo confiere han hecho que, a través de una expedición , se den grandes lazos de amistad, de negocios y hasta de amor.

De lo anterior se desprende otra razón para preferir esta clase de viajes: la posibilidad de dividir los costos de las autopartes que se deben llevar, en caso de alguna varada.

Si hay, por ejemplo, dos automóviles Mazda en el grupo, un propietario puede llevar correas y bujías, mientras que el otro, la instalación de alta y la tapa del radiador.

Asimismo, en caso de una varada, la ayuda de un compañero de carretera puede ser más rápida y efectiva que la de un mecánico voluntario.

Casos se han visto, en los que ese voluntario tiene mañas poco recomendables y les hacen cambiar a los incautos automovilistas piezas que no había necesidad de remplazarlas.

Por otra parte, se puede dividir el equipaje en partes iguales, para no sobrecargar a unos con los elementos del asado y la carpa, y favorecer a otros con solo los implementos de aseo y piscina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.