Secciones
Síguenos en:
QUEREMOS ESPACIO EN TV

QUEREMOS ESPACIO EN TV

De Andrés Pastrana dicen que no da paso sin consultarle a su padre. Eso está muy bien, porque la experiencia es la mejor consejera. Además, los padres siempre son sabios. A raíz de los últimos hechos políticos deben haber hablado largo y parejo. Papi, qué hago; papi qué opinas; papi, que te parece; papi, aconséjame . La última consulta debió ser sobre la carta que Pastrana hijo envió pidiendo otra vez espacio en televisión para hablarle al país sobre el discurso del Presidente.

Pues esta vez creo lo aconsejó mal. Porque si el ciudadano Andrés Pastrana tiene derecho a que le den espacio, todos los colombianos, igualmente, podemos pedir unos minuticos en la TV, así no tengamos mucho qué decir, pero nos ve la familia, nos hacemos populares y a algunos hasta les dará por lanzarse a la Presidencia. Aunque, la verdad, ese puestico no se lo deseo ni al propio Pastrana. Hoy por hoy, y por TV-Hoy, Andrés es un ciudadano más. No común y corriente. Es justo decirlo, porque es inteligente; querido, dicen; con más comodidades que las de Medina; con papá ex presidente y hermano con periódico propio, en fin, delfín como dicen los gomelitos, pero en derechos ciudadanos, como en el tango vamos jugando iguales .

Siendo ello así, yo por ejemplo, en aras de mis derechos, pido mi espacio. Y la lista será larga, tanto que se acabarán las telenovelas, las películas; no saldrán Amparito Grisales, ni Aura Cristina, Ni Angie Cepeda, ni Sábados Felices, ni Pacheco, sino el Cura Hoyos, el representante de los taxistas, de los conductores de bus, de los vendedores ambulantes, el líder sindical, o el ex líder sindicado. Y volverán yo y tú... él, nosotros, vosotros y ellos. O sea, todos. Además, siendo así, el diario la Prensa debe abrirles también sus paíginas a los discursos, programas, giras y alocuciones presidenciales. Equidad.

Conozco gente que está que pide pantalla. Una muchacha, por ejemplo, que aceptó la propuesta del padre Alfonso Llano y dejó de ser borrego, y que ahora anda loca como un cabra, y dice tener también su derecho yo le veo lo mismo el izquierdo, ha dejado ver lo que tiene para exponer. Por ejemplo, dijo que tenía cosas palpables y concretas. Habló en un lenguaje gráfico y emotivo: Debemos quitarnos el traje de la hipocresía, los bluyines de las ambiciones; desnudarnos ante la verdad; dar el pecho a los problemas y complacer los intereses generales .

Y prosiguió, ya con los cueros al sol, sin siquiera una cortinita de humo: hay que protestar porque Perry tiene el IVA muy alto y el mínimo muy abajo; porque los servicios públicos subieron por el ascensor, mientras los arriendos van por la escalera . Pero como aquí cada uno legisla y propone para sus propios intereses, esto último lo dijo porque ella, parece, tiene una casa de inquilinato.

Bueno, a todos ocho mil felicidades en esta Navidad. y samperistas, pastranistas, fiscalistas, mockistas y taxistas, tutaina tuturunaina, paremos ya esta vaina, no hay mérito para la discordia, jalémosle a la zanahoria.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.