Secciones
Síguenos en:
SERÁ GOBERNADOR DE LA FED, PERO LE NEGARON UNA TARJETA DE CRÉDITO

SERÁ GOBERNADOR DE LA FED, PERO LE NEGARON UNA TARJETA DE CRÉDITO

Lawrence B. Lindsey, de Clifton, Virginia, tiene 41 años, gana US$123.100 al año, disfruta de una excelente estabilidad en su empleo, paga su hipoteca a tiempo y tiene un historial de crédito limpio.

Por eso se asombró cuando abrió una carta _generada por una computadora_ del banco que emite las tarjetas de crédito para la cadena de jugueterías Toys R Us Inc., el Bank of New York. La misiva expresaba: Hemos recibido su solicitud de abrir una cuenta. Lamentamos no poder aprobarla en este momento . El banco usa un sistema computarizado de calificación de crédito para los solicitantes de tarjetas de crédito, y resulta que la calificación de Lindsey era muy baja. La razón: Numerosas compañías han solicitado sus antecedentes de crédito en los últimos seis meses .

Pero da la casualidad que Lindsey es miembro de la Junta de la Reserva Federal en Washington, la entidad que fija las tasas de interés y regula los bancos. Y lo rechazaron debido a algo sobre lo que ha advertido desde hace meses: las computadoras que toman decisiones en materia de crédito.

Decisiones inhumanas Nos beneficiamos de la equidad de la máquina, pero perderemos el juicio, el talento y el sentido de justicia que sólo los seres humanos pueden dar a una decisión , expresó Lindsey en un discurso el año pasado ante el Colegio de Abogados de Boston.

Catherine Marsh, presidenta de Bank of New York (Delaware), la filial de tarjetas de crédito de Bank of New York Inc., dice que un empleado revisa todas las solicitudes de crédito antes de aprobarlas pero no revisa todas las que se rechazan.

El avergonzado banco dice ahora que con todo gusto emitirá una tarjeta de crédito a Lindsey (con una línea de crédito de US$15.000), pero éste no tiene intención alguna de aceptarla.

Los programas informáticos de calificación de crédito generalmente asignan puntos sobre la base de entre 10 y 30 parámetros, como el número de cuentas en mora. Por lo general, hay una correlación estadística entre estos parámetros y las personas que no pagan sus cuentas.

Pero no hay espacio para atenuantes y eso puede afectar financieramente a muchos consumidores , dice Ruth Susswein, directora ejecutiva de Bankard Holders of America, un grupo sin fines de lucro de Salem, Virginia. La experiencia de Lindsey es un ejemplo perfecto, dice Susswein. Quién va a calificar a esta persona de un riesgo de crédito? Los prestamistas dicen que las computadoras reducen los costos, les permiten ofrecer respuestas rápidas a los clientes y limitan la posibilidad de discriminación ilegal. Se evita cualquier error de discriminación , dice Marsh.

Las leyes estadounidenses prohíben a los prestamistas discriminar por razones de sexo o raza. Pero Lindsey dice que usar modelos informáticos para obedecer leyes y normativas antidiscriminatorias en realidad puede afectar a las mismas personas que trata de beneficiar, y cita a un joven que vive en una zona pobre y tiene poco capital o antecedentes de crédito, pero cuyo maestro dice que es emprendedor. Un ser humano podría darle un préstamos para financiar un negocio pequeño. Pero una computadora no lo haría jamás .

Por razones obvias, los modelos informáticos penalizan a los consumidores que no pagan sus cuentas o tienen préstamos desproporcionados en relación con sus ingresos. Pero una copia del informe de crédito de Lindsey, emitido por Equifax Credit Information Services, de Equifax Inc., la entidad de calificación de crédito que usa Bank of New York, no muestra ninguna penalidad.

Una mala señal Sin embargo, indica Bank of New York, el historial de crédito de Lindsey muestra que ocho compañías solicitaron copias de sus antecedentes de crédito desde mayo. La proliferación de solicitudes de historiales de crédito por parte de prestamistas en potencia es una señal de que la gente trata de conseguir mucho crédito, y eso no es necesariamente una buena señal , dice Terry Hughes, director de investigaciones de CNN-MDS Group, de Atlanta, filial de Great Universal Stores PLC y uno de los líderes del sector de calificación de crédito.

No obstante, en el caso de Lindsey, cinco de las ocho solicitudes parecen haberse originado en el hecho que refinanció su hipoteca a principios de este año y cambió de banco su línea de crédito con garantía hipotecaria. Una de las ocho solicitudes fue la revisión anual de uno de sus emisores de tarjetas de crédito. Las otras dos se debieron a su solicitud de una tarjeta de crédito y una línea de crédito para sobregiros.

Marsh, la ejecutiva de Bank of New York, dice que si el historial de crédito de un consumidor muestra un cambio de comportamiento , eso provoca que otros prestamistas verifiquen sus antecedentes, lo que puede ser una señal de alto riesgo de crédito] . En tales casos, el banco debería hablar con el solicitante antes de emitir la tarjeta.

Después que THE WALL STREET JOURNAL se interesó en el asunto, Bank of New York informó a Lindsey de otro factor negativo para negarle el crédito, que no mencionó en la carta: Lindsey no tiene una cuenta de ahorro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.