LA COSTA: NIVEL PREOCUPANTE

LA COSTA: NIVEL PREOCUPANTE

Después de concluir, con triunfo del Valle, la serie final del Torneo Nacional Prejuvenil de fútbol Copa Pony Malta , hay que decir que el aspecto organizativo fue todo un éxito, ya que se trabajó con seriedad por parte de la Liga del Magdalena, se recibió el apoyo de la empresa privada y el público samario respondió masivamente al espectáculo.

11 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Pero desde el punto de vista deportivo, en lo relacionado con los dos equipos de la Costa, Magdalena y Bolívar, quedaron muchas dudas, preocupaciones y grandes interrogantes.

Nos referimos a lo mostrado en el terreno de juego. Fue muy notoria la falta de fundamentación y de trabajo táctico-técnico, inclusive físico. Y eso marcó un papel decisivo en esta serie tan corta, que dejó el título para Valle y el subtítulo para Bogotá.

Los muchachos de Magdalena y Bolívar no son culpables de esa situación, ya que son el resultado de la desorganización que por muchos años ha imperado en el fútbol de estos dos departamentos, donde el futbolista se hace prácticamente solo, sin orientación técnica adecuada, desde el punto de vista pedagógico y formativo.

Magdalena, que llegó a esta final tras ganar en el escritorio al Atlántico, solamente pudo ganarle a Bolívar, que al final fue el colero del evento, sufriendo estruendosa derrota con Valle y empatando con Bogotá, partido que pudo ganar, pero que desaprovechó precisamente por carencia de esa fundamentación.

Bolívar pasó sin pena ni gloria por esta serie final, perdiendo todos sus compromisos. Logró un sólo gol a su favor y 14 en contra. Esto debe ser materia de preocupación para sus dirigentes, que deben hacer rápidamente un replanteamiento serio en el proceso que se sigue en el fútbol de ese departamento.

A los equipos costeños les falta fundamentación , expresó un director técnico participante que pidió no se le identificara. Se nota que se carece de trabajo en las divisiones menores y es una lástima porque aquí hay mucho material humano .

En síntesis, el resultado final en la tabla es el justo premio a los mejores, Valle y Bogotá. Y la voz de alerta y de meditación para los dirigentes y técnicos de Magdalena y Bolívar, que deben hacer borrón y cuenta nueva y empezar de abajo como debe ser, si quieren seguir evitando descalabros como los ocurridos en la final del Prejuvenil.

Las cifras de los costeños son: Magdalena: 3 partidos jugados, 1 ganado, 1 empatado, 1 perdido, 6 goles a favor y 8 en contra para 4 puntos.

Bolívar: 3 partidos jugados, 0 ganados, 0 empatados, 3 perdidos, 1 gol a favor y 14 en contra para 0 punto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.