Secciones
Síguenos en:
IGUALDAD A SEGUNDAS ESPOSAS

IGUALDAD A SEGUNDAS ESPOSAS

Ningún club social puede discriminar e impedir el ingreso a sus instalaciones de las segundas esposas de sus socios.

Es la conclusión de la Corte Constitucional al defender los derechos a la intimidad y al libre desarrollo de la personalidad de las mujeres y los hombres que deciden casarse en más de una ocasión.

En criterio de la corporación, es propio de una persona determinar, de manera libre y voluntaria, su estado civil y decidir si se casa una, dos o más veces.

Según la Corte, estos son aspectos de la vida privada de las personas relacionados con su garantía a la intimidad, amparada por la Carta .

Por lo tanto, ninguna institución, ni pública ni privada, puede erigirse en autoridad para desestimar las decisiones autónomas de un individuo , explicó.

Lo anterior implica que si la persona libremente, y acogiéndose a la ley, rompe el vínculo de un matrimonio y establece otro, la nueva esposa, compañera o compañero no puede ser desconocido en su nueva condición , precisó un magistrado.

Esto, incluso, en los casos de unión libre.

Lo contrario, sentenció la corporación, implicaría una abierta y flagrante violación del derecho a la igualdad.

Nadie puede discriminar a las segundas esposas o maridos, cuando las relaciones se han establecido de acuerdo con la legislación y ha habido una nulidad de la primera unión marital , dijo.

El pronunciamiento lo hizo la Sala Quinta de Revisión de la Corte, presidida por el magistrado José Gregorio Hernández Galindo.

La decisión se produjo al negar una tutela elevada por un afiliado contra una sociedad privada. Según el particular, en su club no le permiten el ingreso de su segunda esposa.

Si bien la Corte no acogió el recurso al estimar que existen otros medios de defensa, aprovechó el episodio para ampliar su doctrina sobre la garantía al libre desarrollo de la personalidad.

Al referirse a los alcances de la tutela, la corporación indicó que el recurso no puede ser presentado contra los clubes, porque éstos no establecen una relación ni de indefensión ni subordinación frente a sus socios.

Para eso, explicó, existen los procedimientos civiles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.