CAÓTICO TRANCÓN EN LA AUTOPISTA NORTE

CAÓTICO TRANCÓN EN LA AUTOPISTA NORTE

Caos total en el tránsito del norte de Bogotá se registró ayer en la mañana debido a una parálisis de siete horas en la Autopista Norte, provocada por un accidente en el que una persona murió cuando una camioneta se chocó contra una tractomula cargada de 1.300 cajas de gaseosa en la calzada norte-sur de la calle 139.

28 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Hacia las 6:05 de la mañana ocurrió el accidente y empezó el calvario para centenares de habitantes que sintieron que su paciencia se colmaba porque todas las vías alternas para salir del atolladero quedaron trancadas por interminables filas de vehículos y muchos no llegaron a tiempo a sus trabajos, universidades y colegios.

El trancón se produjo porque en el accidente miles de botellas de gaseosa Quatro quedaron destrozadas en mitad de la vía y el personal de la Secretaría de Tránsito y Transporte (STT) tuvo que cerrar la calzada norte-sur mientras personal de Ciudad Limpia recogía con palas los vidrios y los agentes retiraban la tractomula y el camión accidentados.

Este es el trancón más grande de mi vida, estoy desesperada, salí de mi casa hace dos horas y media y ya no sé cómo devolverme a mi casa o llegar a mi consultorio. Perdí todas las citas de la mañana y no pude llevar a mi hijo al colegio , dijo una doctora que vive en la calle 163 y tiene su consultorio en la carrera 13 con calle 57.

La carrera 7, la calle 170, la avenida 19 y la vía que conecta el barrio San José de Bavaria con la avenida Suba se convirtieron en un inmenso río de carros que avanzaba lentamente.

Mientras tanto, algunos conductores que quedaron atrapados en la Autopista, se olvidaron de las más elementales normas de tránsito y decidieron coger algunos tramos en contravía o saltarse el separador para buscar una forma de llegar a la carrera 7.

Yo sé que lo que hice no está bien, pero tenía una entrevista de trabajo a las 10 de la mañana y al menos debo llegar a un teléfono para disculparme , dijo un hombre que se saltó un separador hacia las 11:30 de la mañana.

Mientras tanto, las calles de algunos barrios se llenaron de tractomulas y volquetas que buscaban alguna forma de llegar a tiempo con sus mercancías.

Yo tenía que entregar esta carga de arena a las 9 de la mañana y ya son las 11:30 y no voy ni en la mitad del camino , dijo un volquetero que venía desde fuera de Bogotá.

Otros, más pacientes, decidieron leer el periódico o escuchar la radio en sus carros, mientras se normalizaba la situación.

En una ciudad tan caótica como Bogotá, uno está entrenado para soportar todo tipo de desgracias en el tráfico , dijo un conductor que iba leyendo el periódico.

Por su parte, el personal de la STT y la Policía que coordinó los desvíos señaló que se hizo todo lo posible para acelerar el tráfico, pero muchas personas imprudentes, por el desespero, aumentaron la congestión al tomar calles en contravía o insistir en tomar la Autopista. La situación se solucionó hacia la 1 de la tarde.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.