LOS PERIODISTAS DEBEN ANTE TODO COMPROMETERSE POR LA PAZ

LOS PERIODISTAS DEBEN ANTE TODO COMPROMETERSE POR LA PAZ

El síndrome del enemigo, al cual se le culpa de todo y los estereotipos que se crean en los medios de comunicación, son los obstáculos para que los periodistas no contribuyan a la paz del país.

28 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Es una de las conclusiones presentadas ayer por el escritor y periodista Javier Darío Restrepo, quien habló en Cali sobre Los medios de comunicación frente a las actuales violencias en Colombia , durante el lanzamiento de La Semana por la paz , en esta ciudad.

Acompañado del politólogo de la universidad Javeriana Hernando Llano, Javier Darío Restrepo manifestó que no solo a nivel de los medios periodísticos se tiene la costumbre de señalar a los enemigos y y culparlos de todo, sino que esa es una predisposición vigente en el país.

De allí que hay que reindividualizar al enemigo y a los grupos, hablar de ellos pero como grupos de personas siempre dentro de un contexto y dándoles la oportunidad para que hablen todos los actores del conflicto.

Según Restrepo, en los medios se hace una clasificación de los grupos sin mirarles el rostro para saber exactamente quiénes son, y se habla de ellos en forma general.

Manifestó que la convocatoria a la paz sigue siendo una terquedad, porque entre más se fomente, más muertes violentas hay en Colombia. De todos modos, se debe insistir en la solución de los conflictos.

Sin embargo, hay que seguir en la lucha diaria de trabajar por la paz y manifestó que ese periodismo de objetividad ya no es tal, porque el periodista siente los sucesos de su patria y, por ello, debe asumir un compromiso en los tiempos de crisis, bajo la cultura de la paz que está enmarcada dentro de la solidaridad, la transparencia y la tolerancia.

Es la visión que dio Restrepo a periodistas de la ciudad que se congregaron en esta primera aproximación a la paz, convocada por la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra.

La participación de la prensa como intermediario para conseguir la paz en el país se hace en Cali, cuando según la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra, es la tercera ciudad más violenta del país, con el 8.93 por ciento de homicidios y ocupa un primer puesto en la intolerancia social.

Los muchachos de sectores populares son por lo general señalados como violentos y peligrosos . Para lograr una solución se propone mayor inversión social que facilite la capacitación y el empleo.

Otro de los problemas graves que incitan a la violencia en Cali son los asentamientos subnormales, desplazamientos hacia la ciudad y al interior de la misma.

En los últimos meses se ha presentado un recrudecimiento de acciones bélicas en la periferia de Cali y su zona rural.

Estas situaciones se dan por la falta de unas políticas sociales. Los problemas no han sido abordados como medidas de gobierno formativas y preventiva y más bien se le ha otorgado lugar preponderante a los hechos de fuerza e intimidación.

La Mesa de Trabajo por la Paz de Cali quiere hacer un análisis para el diseño de políticas de seguridad y convivencia ciudadana, para que la administración municipal logre la paz en la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.