LA CÚPULA EN MEDIO DE LA SELVA

LA CÚPULA EN MEDIO DE LA SELVA

Cinco de los máximos comandantes de las Fuerzas Militares, permanecieron durante más de 36 horas en la base de Tres Esquinas (Caquetá), el fortín militar del sur del país, y en Puerto Leguízamo (Putumayo). (VER INFOGRAFIA: PERSECUSION A GUERRILLEROS)

24 de junio 2001 , 12:00 a.m.

Cinco de los máximos comandantes de las Fuerzas Militares, permanecieron durante más de 36 horas en la base de Tres Esquinas (Caquetá), el fortín militar del sur del país, y en Puerto Leguízamo (Putumayo).

(VER INFOGRAFIA: PERSECUSION A GUERRILLEROS).

Desde la madrugada del viernes, esos dos puntos se convirtieron en los centros de operaciones desde donde la cúpula militar trazó, metro a metro, la estrategia de guerra que pretende montarles un cerco a los más de 500 guerrilleros del bloque sur de las Farc, que el viernes intentaron tomarse la base Coreguaje, una unidad de instrucción militar localizada en una angosta carretera que une a Puerto Leguízamo con el caserío de La Tagua.

La Tropa que ejecuta las operaciones, cerca de 3.000 hombres de las Fuerzas Militares, está bajo el mando del propio comandante (e) de las Fuerzas Militares y, a la vez, comandante del Ejército, general Jorge Enrique Mora Rangel, calificado como uno de los más hábiles estrategas de guerra.

A Mora Rangel lo acompañan el jefe de operaciones del Ejército, general Carlos Alberto Ospina Ovalle, el director de inteligencia del Ejército, Jorge Pineda Carvajal, el comandante de la Armada, Almirante Mauricio Soto, y el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta del Sur, general, Mario Montoya.

Los generales trasladaron sus bases a la zona, convirtiendo a las selvas de Caquetá y Putumayo en una especie de Catam, o centro de operaciones de las Fuerzas Militares.

El Comandante del Ejército regresó a Bogotá hacia las 6 de la tarde de ayer a entregar el balance oficial de lo ocurrido (ver nota página 1- 17 ).

Mientras tanto, las unidades de la Fuerza Naval del Sur, del Batallón de Selva de Infantería del Ejército y de la Fuerza Aérea, que se desplazaron desde Tres Esquinas, continuaban con las operaciones contraguerrilleras.

El objetivo es claro: cercar a los guerrilleros y evitar que se refugien en la zona de distensión, 42 mil kilómetros cuadrados de territorio que el gobierno Pastrana destinó para adelantar los diálogos de paz con las Farc y al que se le tiene vetado el ingreso a las Fuerzas Militares.

Para este fin, desde Tres Esquinas partieron dos aviones fantasma, helicópteros arpía de la Fuerza Aérea, y un avión inteligente del Ejército, cuyas operaciones son coordinadas desde la central de inteligencia de esa base.

De Tres esquinas y desde la Brigada 24, con sede en San Ana (Putumayo), helicópteros MI 17 transportaban unidades de la Fuerza de Despliegue hasta la zona de los enfrentamientos.

El operativo aéreo desplegado también incluye dos aviones Fantasma AC-47, dos aviones caza 235 para transportar tropa, dos aviones 212 CN, un avión rapaz y tres helicóptero un Bell 212 y dos UH60.

Ayer partió desde Bogotá un avión Hércules de la Fuerza Aérea con diez miembros del Cuerpo Técnico de la Fiscalía General, quienes realizarán las labores de levantamiento de los 30 militares muertos en los enfrentamientos.

Otro Hércules salió minutos después con combustible, víveres, medicamentos, 50 féretros y mucha munición.

Información extraoficial señala que en el Hospital Naval de Puerto Leguízamo, están siendo atendidos 28 heridos, incluidos varios civiles.

El número de militares muertos es de 30, aunque el parte de guerra de las Farc habla de 39 (ver nota anexa). Incluso, la guerrilla asegura que retuvo a 22 soldados, los cuales ya habrían sido liberados.

El Ataque.

La arremetida del Bloque Sur de las Farc, al mando de Fabián Ramírez -de la cúpula de esa organización y uno de los primeros negociadores dentro del proceso de paz con el gobierno Pastrana- se inició en la madrugada del viernes.

Hacia las 5 de la mañana, las explosiones de varias pipetas de gas, repletas de metralla, dieron inicio a los sangrientos combates. Para llegar al lugar, los guerrilleros utilizaron pequeños ríos como el Sencella y el Suncilla, y corredores en la selva.

Aunque la guerrilla no pudo tomarse la Base de Coreguaje, en ese combate, que duró cerca de tres horas, murieron ocho soldados.

El segundo enfrentamiento se produjo a dos kilómetros de esa base, justo a las 9 de la mañana.

Dos pelotones (40 soldados) combatieron a los guerrilleros, evitando su avance hacia el río Caquetá. Once soldados perdieron la vida en este enfrentamiento. Siete de ellos fueron desprovistos de sus equipos de campaña y de sus fusiles. A otro más, le quitaron una ametralladora M 60.

El tercer enfrentamiento se produjo hacia el medio día del viernes y en él perdieron la vida otros once militares. Para entonces, ya habían llegado unidades de apoyo helicotransportadas. Una de ellas fue impactada. Los guerrilleros, armados con morteros, pipetas, ametralladoras y fusiles R 15.

Hacia la una de la tarde, los guerrilleros -integrantes de los frentes 14, 15, 32, 48 y 49 del Bloque Sur de las Farc- huyeron hacia la zona de distensión.

"Pretendieron hacer lo mismo que en la toma a la base de las Delicias, coparnos, pero no pudieron", dijeron altos oficiales que, a la vez, anunciaron que la región fue declarada zona de operaciones militares.

Golpe a coca y armas.

Las mismas fuentes militares le dijeron a EL TIEMPO que el ataque de las Farc intentaba distraer a las tropas que, luego de operaciones Temblón , Fortaleza y Tsunami , bloquearon los corredores de ingreso de armas y de salida de droga por la costa Pacífica y el Ecuador.

También, se bloqueó el apoyo logístico que la guerrilla recibía a través de los ríos Putumayo, Orteguaza, Caquetá y Caguán. Incluso, la operación Fortaleza cerró el paso por la improvisada carretera de tablas que los guerrilleros abrieron en la selva para transportar armas, municiones y droga.

Aunque inicialmente el vocero de las Farc, Raúl Reyes , dijo desde la zona de distensión que no conocía nada sobre el ataque del bloque sur a la base de Coreguaje, el Ejército asegura que interceptó una comunicación radiotelefónica en la que Fabián Ramírez informaba al secretariado de la organización subversiva, sobre el ataque.

Hacia las 5:30 de la tarde de ayer, desde el Caguán, las Farc dieron su propio parte de guerra.

Testimonio.

Nos llovía plomo de todos lados.

El coronel de la Policía Marco Jaiber Forero Huertas, piloto del helicóptero ruso MI-17, tenía la misión de trasladar tropas de apoyo a la base militar de Coreguaje.

Durante los combates su helicóptero fue derribado por guerrilleros de las Farc que escapaban luego del ataque.

El oficial contó a sus compañeros, una vez llegó al Hospital Central de la Policía en Bogotá, que la guerrilla disparó sin cesar desde los sitios más cercanos a la base militar.

Nos llovía plomo de todos lados. A mí me dispararon con una ametralladora M-60 y le dieron al helicóptero. Salían de todos lados , relató el oficial.

Contó, además, que vio caer a su lado, dentro de la misma aeronave, a dos de los soldados. Los soldados estaban repeliendo desde el aire el ataque de los subversivos. Los guerrilleros escapaban en muchas lanchas por el río , narró.

El informe médico del coronel Forero señala que tiene aún dos proyectiles en su pierna izquierda que deben ser extraídos con cirugía. Otro disparo le alcanzó el rostro y le fracturó el tabique.

El teniente del Ejército Mario Vargas Camacho, copiloto y quien sufrió lesiones en su columna vertebral, relató a EL TIEMPO: "Lo más dramático fue cuando a mi coronel le pegó un tiro de fusil en su rostro, la presión de la sangre era mucha y hacía lo imposible para ver y tratar de aterrizar mientras uno de los técnicos le limpiaba la cara, pero la sangre no paraba", relató.

"Nos dispararon desde el río y le dieron al rotor de cola. A ese sitio es donde los guerrilleros le tiran siempre. Cuando aterrizamos, todos los soldados le decían a mi coronel: Gracias, le debemos la vida. Usted y mi teniente salvaron la patria . Según uno de los soldados, el coronel Forero jamás perdió la calma.

Forero de 43 años, es el piloto más antiguo de la Policía, el Ejército lo solicitó en comisión hace más de cinco años y ha participado en los apoyos militares de las tomas de Patascoy, Las Delicias y el Billar. El general Néstor Ramírez, segundo comandante del Ejército no duda al decir que el coronel Forero es uno de nuestros mejores soldados . Su estado se salud es reservado.

Militares muertos.

Subtenientes: Nilson Charfuelán Díaz y Oscar Parra Encinares. Sub oficiales: Carlos Ballesteros Jiménez, José Mauricio Ospina Tibaquirá, Ramón Bossio Pinzón. Soldados: Benjamín Grisales Garzón, Ricardo López Hurtado, Carlos Alvarez Alvarez, José Agudelo Echavarría, Jorge Alonso Bueno, Hermes Bueno Suárez, Edwin Carvajal Tuberquia, William López Soto, Alvaro Cortés Montoya, Carlos Galvis Gallego, Harrison Toro Duque, Miguel Restrepo Montenegro, Fabio Duque Ruiz , Freddy Estrada Parrado, Edilberto Flórez Beltrán, Daniel Gómez Moreno, Carlos González Cardona, William Martínez Ramírez, Nelson Mayoral Sánchez, John Jairo Golondrino Palechor, Guillermo Guevara Sendales, Juan Jaramillo Mojica, Miguel Ladino Ramírez, Marco Antonio López y Berkeley Zapata Villa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.