Secciones
Síguenos en:
SIN ESCLARECER MASACRE DE BUGA

SIN ESCLARECER MASACRE DE BUGA

La reunión de fin de año de 64 estudiantes de los grados séptimo A y B del Liceo Los Andes de Buga, prevista para hoy en la finca Villa Giselle , de la vereda El Manantial, nunca se podrá realizar.

En su defecto, el propietario del predio, Pablo Julio Romero y su hija Giselle de 13 años, estudiante del colegio, serán sepultados hoy.

Ellos fueron dos de las víctimas de la masacre cometida en la tarde del martes en la finca, ubicada a dos kilómetros en el sur de la ciudad, y en la que murieron otras cuatro personas, entre ellas la madre de la niña, Beatriz Arango Gil de 34 años; la profesora Lady Ruge Delgado de 30; la empleada doméstica, Yadira Martínez de 18 años y José Alcides Papamija el jardinero de la vivienda de 45 años.

Los cuerpos de Beatriz y Pablo Julio, de 48 años, fueron encontrados en el cuarto del matrimonio. Los otros cuatro fueron colocados en uno de los cinco cuartos de la vivienda de un piso, construida en madera y ladrillo.

Los cadáveres fueron descubiertos por la esposa del jardinero, Rosa Nilbia Díaz, quien a las 8:00 de la noche del martes decidió ir hasta la finca en busca de su esposo, pues este siempre llegaba a las 6:00 de la tarde.

Todos los cuerpos, amordazados y maniatados, según el Segundo Distrito de Policía con sede en Buga, presentaban tres tiros en la cabeza.

No obstante, los vecinos aseguraron no haber escuchado nada. Un investigador de la Policía, quien pidió reservar su nombre, dijo que presumiblemente los homicidas habrían utilizado silenciadores o almohadas para amortiguar el ruido.

De acuerdo con los expertos de Medicina Legal, dada la frigidez de los cadáveres, el múltiple crimen se habría cometido al promediar la tarde del martes. Ese día, alrededor de diez señoras de la región lavaban ropa en la quebrada El Manantial, pero ellas no saben lo que sucedió.

Hasta ayer las autoridades de Policía y de Fiscalía no precisaban sobre la autoría de la masacre ni la forma cómo ingresaron a la finca, sin embargo circuló una versión en la cual se dice que los delincuentes habrían ingresado por la parte posterior del lugar.

A pesar de que los móviles no eran claros aún, en tanto que no se reportó hurto de pertenencias, el comando de Policía de Buga habló de posibles venganzas, tal como lo informó ayer la edición nacional de EL TIEMPO. Esto, dijo la Policía porque a Romero le adeudaban aproximadamente 120 millones de pesos.

Sin embargo, Wilson Ospina, cuñado de Beatriz Arango Gil, desmintió esa versión y descartó posibles amenazas que hubiera tenido la familia Romero-Arango.

Pablo Julio Romero, era oriundo de Buga, pero solo hacía ocho años vivía en esta ciudad tras residir 15 en Canadá. La finca, de 40 hectáreas, la había comprado hace cinco años.

La menor sacrificada cursaba el séptimo grado escolar en el Liceo Los Andes, catalogado como el mejor colegio privado de Buga. En el último informe del Ministerio de Educación ocupó el primer lugar de la ciudad.

La profesora Lady Ruge Delgado, en la mañana laboraba en la escuela Cristóbal Colón de la vereda Guadualejo, en el oriente de Buga, y por al tarde era la tutora de Giselle. La docente residía en el vecino municipio de Guacarí.

Entre tanto, José Alcides Papamija laboraba hacía cinco meses con los Romero-Arango, residía en la misma vereda.

De la empleada doméstica, Yadira Martínez este diario conoció que residía en el corregimiento Guabitas de Guacarí.

Ayer el cuerpo de la profesora fue trasladado a Guacarí y el de la empleada, a Guabitas. Entre tanto, los familiares de Papamija velaron su cadáver en la funeraria Santa Cruz.

Una hermana de Pablo Julio Romero, identificada como Ana, dijo que la idea de la familia era cremar hoy los cadáveres de sus tres parientes, pero la Fiscalía les negó esa posibilidad en tanto que podía obstaculizar las investigaciones que adelanten los técnicos judiciales a través de las autopsias y posibles exhumaciones de los cuerpos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.