BUENOS FRENOS... Y VIAJE SEGURO

BUENOS FRENOS... Y VIAJE SEGURO

Uno de los elementos indispensables en la conducción son sin lugar a dudas los frenos. La mayoría de las veces, de los frenos depende la vida tanto del conductor como de los pasajeros.

07 de abril 1995 , 12:00 a.m.

A pesar de su importancia el sistema de funcionamiento es simple, lo primero que encontramos es el pedal, el cual debe estar forrado en caucho para evitar que al hacer presión el pie se resbale.

Luego está la bomba maestra, que es la encargada de dar la suficiente presión al líquido de frenos para que se irrigue por todas las mangueras y tuberías del sistema. Este líquido llega a los cilindros de frenos de las cuatro ruedas.

Las bandas de frenos son parte clave de este engranaje. Cuando se frena las bandas se abren por la presión del líquido, empujando las bandas contra las campanas haciendo que el carro disminuya la velocidad o se detenga por completo.

Cada rueda tiene dos bandas de frenos las cuales están conformadas por una pasta de asbesto incrustada en una zapata de hierro. Cuando se produce el desgaste de la pasta esta se cambia pero la zapata sigue sirviendo, lo que se llama reencauchar, esto tiene un costo aproximado de 15.000 pesos (el valor incluye el juego de las cuatro llantas).

El permitir un desgaste exagerado de las bandas trae como consecuencia el perder casi por completo el poder del frenado, por lo cual hay que revisarlas periódicamente y cambiarlas cada ocho meses, más o menos, pues de ello depende del uso que se le de al auto.

Cuando usted someta el vehículo a mantenimiento no olvide hacer que revisen los frenos y si es necesario le cambien las chupas o interiores de los cilindros, pues estas impiden que el líquido de frenos se filtre. Además con la ayuda de los pistones que están dentro de los cilindros le dan un mayor poder a las bandas en el momento de abrirse.

Es fácil detectar cuando su sistema de frenos está pidiendo una revisión, primero el agarre y poder de frenada no es el mismo y se presenta un chillido en las llantas, lo que indica que las bandas están desgastadas. A veces ocurre que al pisar el freno el pedal se va hasta el fondo y tiene que bombearlo para que agarre, esta señal indica que hace falta una graduación en los frenos. Si ocurre esto necesariamente hay que efectuar cambio de bandas, mangueras u otras partes.

Cuidado, las campanas también necesitan ser revisadas de vez en cuando, pues sufren un proceso lento de desgaste.

Sin lugar a dudas cada parte de este engranaje es importante, pero hay uno que se convierte en la matriz del sistema de frenos y es el líquido, pues gracias a él trabaja todo lo demás, por eso el cambio de aceite es recomendable hacerlo por lo menos cada cuatro meses. Todas las mañanas revise que su nivel esté en el máximo. Este chequeo ayuda a verificar si se presenta alguna fuga, las que suelen presentarse principalmente por la bomba o las llantas, pues aunque es norma que su nivel baje, no es común que sea muy rápido.

Y para terminar tenga en cuenta que el buen estado de las llantas también tiene mucha influencia en el agarre del freno, las estrías de las llantas no deben quedar completamente lisas, pues no hay freno que sirva.

Más de un sistema de frenos De acuerdo con la forma como son accionados los frenos se pueden clasificar en: mecánicos, hidráulicos y neumáticos.

Los mecánicos están constituidos por el pedal de freno, varillas, eje transversal, palancas de levas, palanca de freno de mano, leva de accionamiento de zapatas, zapatas y tambor. En este sistema la fuerza aplicada al pedal se transmite a las zapatas por varillas o cables, logrando de esta forma abrirlas y por medio de los forros, trabar interiormente los tambores de las ruedas.

El hidráulico está formado por el pedal, la bomba principal, tuberías rígidas, cilindros, zapatas o bandas, tambor (campana) de freno, resortes de retorno y tuberías flexibles. Al accionar el pedal envía líquido a presión por las tuberías de frenos, hasta los cilindros donde los pistones son desplazados hacia afuera presionando las zapatas y forros sobre la superficie interior de la campana.

Para aumentar la fuerza de frenada algunos autos traen incorporado un dispositivo de ayuda accionado al vacío, que se le conoce como servofreno, booster o suavizador de pedal.

Los neumáticos o de aire son utilizados por carros de servicio pesado, donde el aire a presión es suministrado al depósito para su almacenamiento, por un compresor de aire que es accionado por el motor del vehículo. Al accionar el pedal la válvula deja pasar el aire comprimido hacia las campanas, las cuales mediante levas de accionamiento desplazan las zapatas y forros contra el tambor en su interior.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.