Secciones
Síguenos en:
CUNDINAMARCA, EN BUSCA DEL LIDERAZGO

CUNDINAMARCA, EN BUSCA DEL LIDERAZGO

Hay quienes piensan que el departamento debería cambiar de capital

Cundinamarca carga con un gran peso: tener como capital a la misma capital del país. Bogotá en la práctica ha absorbido al departamento, no solo en imagen, liderazgo político, sino también en recursos.

En otros departamentos son importante la gobernación, las secretarías y las agencias del gobierno seccional, pero en Cundinamarca estos cargos se encuentran diezmados por la presidencia de la República, los ministerios, los institutos y la gran burocracia nacional.

No en vano hay voces que han propuesto descentralizar la administración. Por ejemplo que la capital del departamento esté en Girardot, en Facatativa o en Villeta. Esto a la vez descongestionaría al Distrito y facilitaría el surgimiento de nuevos polos de desarrollo.

Para Cundinamarca, Bogotá es una isla que no le ayuda a tener una identidad, como si la tiene Medellín, Cali, Barranquilla o cualquier otra ciudad del país. La industria ubicada en Bogotá muy poco le aporta al departamento, pero por su ubicación geográfica, por ser centro de decisiones le chupa potencialidad de desarrollo.

Pese a todo, Cundinamarca tiene una participación importante en el Producto Interno Bruto. Representa el 6.7 por ciento, frente al 20 por ciento de Bogotá y el 17 por ciento de Antioquia. Lo sobrepasa También el Valle del Cauca. Es decir, que si se sumara la actividad económica de su capital, sería el primero.

Por ramas de actividad, el agropecuario con la silvicultura, pesca y caza, es de los más importantes, pues pesa el 38.5 por ciento, de acuerdo con datos registrados a 1991.

Le siguen en orden de importancia la industria manufacturera con el 18.3 por ciento (1992) y 16.5 por ciento (1987), el comercio entre el 8.6 y el 9.3 por ciento; transporte y almacenamiento del 6.3 al 7.5 por ciento. También son importantes la construcción, servicios personales y servicios del gobierno.

Nuevo rumbo Aunque el sector agropecuario es el de mayor dinamismo, el gobierno seccional en su Plan de Desarrollo 1995-1998, considera que se debe dar un giro hacia la industrialización, debido a su gran potencialidad. Esto no quiere decir que la economía primaria vaya a perder importancia, sino que hay posibilidades de impulsar otro renglón.

La industria puede convertirse a la vez en motor de desarrollo para la agricultura. Así mismo las grandes y medianas empresas se instalarán en los municipios aledaños a Bogotá, se fortalecerán los procesos de descentralización y se facilita la industrialización de los recursos naturales para exportar con ventajas comparativas y competitivas.

Otro punto en el que el gobierno seccional insistirá es en el que el sector de bosques debe ser racionalmente utilizado, pese a la mentalidad del campesino que frena su desarrollo mediante la explotación indiscriminada y que repercute de manera negativa en las reservas de agua del departamento.

El crecimiento poblacional de Bogotá y el aumento de la demanda de servicios de agua y luz, así como la intercomunicación de vías con el departamento ha generado una relación en ocasiones difícil, pues las autoridades departamentales consideran que en varios aspectos, especialmente en materia de impuestos, la ciudad poco o nada aporta.

Un ejemplo de este tipo de fricciones se reflejó con el cierre de los colegios departamentales que funcionan en Bogotá puesto que la gobernadora Leonor Serrano de Camargo consideraba que estos servían a los habitantes de la capital y no había contraprestación de la ciudad al departamento por este concepto, El departamento tiene tres claros ejes de desarrollo industrial. El occidental que comprende los municipios de Madrid, Mosquera, Funza y Facatativá, al norte de la sabana de Bogotá que cubre Zipaquirá, Sopó y recientemente Tocancipá y al sur de la capital en Soacha y Fusagasugá.

Las facilidades topográficas y la cercanía a Bogotá viene fortaleciendo la creación de industrias, aunque en los municipios más alejados se viene realizando un trabajo de promoción de pequeñas y medianas empresas como lo dijo la presidenta de la Cámara de Comercio de Girardot, Elisa Cano de Salive, con el apoyo de universidades de la región, así como organismos que promueven la actividad.

A su turno, la Cámara de Comercio de Facatativá busca que inversionistas se instalen en los 36 municipios en los cuales tiene jurisdicción, con contraprestaciones como podrían ser la exención de pago de impuestos por un período de tiempo y facilidades en los trámites y autorizaciones ante los gobiernos locales.

Estructura poblacional Cundinamarca tenía en 1993, de acuerdo con el censo nacional de ese año 1.700.109 habitantes, (sin ajuste de cobertura) o sea el 5.1 por ciento del total nacional. El 54.2 por ciento era urbana y el 45.8 por ciento era rural. La tasa de crecimiento anual promedio entre los censo del 1985 y 1993 fue de 1.54 por ciento frente a 2.2 por ciento del país .

Sin embargo, la tasa de crecimiento ha sido desigual en los diferentes municipios pues ocho de ellos, especialmente los ubicados alrededor de Bogotá crecieron a tasas superiores al 4.3 por ciento, como por ejemplo Soacha -el de mayor número de habitantes del departamento con 184.000 en 1993 que prácticamente ya casi es un barrio de la capital- con una tasa de 7.6 por ciento, mientras que otros 30 crecieron a tasas muy bajas que oscilaron entre 0 por ciento y el 1.62 por ciento.

Otros 51, los más alejados de los centros de mayor desarrollo, no registraron aumento poblacional.

En 1993 la población económicamente activa era de 878.956 habitantes (51,7) por ciento del total, del cual 8.7 por ciento era desocupada. En 1985 los porcentajes eran 35.67 por ciento y 2.5 por ciento respectivamente.

En cuanto a la estructura del empleo, el departamento disminuyó su participación en el empleo nacional en 0.6 por ciento entre 1985 y 1993, teniendo en cuenta la población económicamente activa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.